“Otoniel”, jefe del Clan Úsuga, busca entregarse a la justicia

Al parecer el narcotraficante tiene problemas de salud y habría perdido poder y armas en los últimos meses.

El líder del Clan Úsuga, Dairo Antonio Úsuga más conocido con el alias de Otoniel estaría planeando entregarse a la justicia en los próximos días, según pudo conocer Blu Radio.

El comandante de los Urabeños, hoy denominados clan Úsuga, al parecer presenta problemas de salud, una de las razones que lo llevó a negociar con la Fiscalía. (Lea: Alias Otoniel, principal nexo de “El Chapo” Guzmán en Colombia)

Además, debido a los contundentes golpes que le ha dado la Policía Nacional a la organización criminal en el marco de la operación Agamenón, el líder de los Úsuga ha perdido hombres, poder y armas, sumándole las sumas millonarias de dinero a causa de las incautaciones de estupefacientes. Está cercado. 

Según información entregada por los investigadores a este medio radial, de la zona donde tienen fichado que estaría “Otoniel” salen hombres al parecer usados como correos humanos para llevar información a los abogados contratados por el narcotraficante para negociar su entrega.

La captura de este hombre, por quien el Departamento de Estado de EE.UU. ofrece hasta 5 millones de dólares a quien dé información sobre su paradero, se ha imposibilitado porque algunos pobladores del Urabá antioqueño, chocoano y cordobés lo “protegen”. Actúan como vigilantes e informantes porque lo ven como un Robin Hood. 

En más de 80 operativos durante el año pasado, la Policía lo tuvo muy cerca pero siempre logró escapar. El 1º de enero de 2012, día en que la Fuerza Pública neutralizó a su hermano Juan de Dios Úsuga David, alias Giovanny, en ese entonces máximo comandante de los Urabeños, logró huir una hora antes de que las autoridades efectuaran la operación.

De los ocho miembros del denominado “estado mayor” del clan Úsuga, en el marco de Agamenón sólo ha sido capturado Nelson Hoyos, alias Z5, un desmovilizado del bloque Sur de las autodefensas en Putumayo y quien comandaba en el departamento de Córdoba y en el nordeste y bajo Cauca antioqueño. Su caída se dio el pasado 7 de agosto, cuando convocó a varios narcos a la finca que le servía de refugio, ubicada en el corregimiento Batatas, municipio de Tierralta (Córdoba).

En los últimos días fue capturado uno de los hombres más buscados de esta banda criminal, Yony Alberto Grajales Álvarez, alias el 'Ahijado' o 'Guajiro', quien estaba manejando los negocios de narcotráfico del Clan Úsuga en el norte del Valle del Cauca.

El clan Úsuga es el producto de varios desmovilizados que conformaron las Autodefensas Campesinas Gaitanistas, una excusa que Otoniel, Daniel Rendón Herrera, alias Don Mario, y otros comandantes de las autodefensas utilizaron para seguir controlando el negocio del narcotráfico.