"Otoniel", máximo líder del clan del Golfo, quiere someterse a la justicia

Así lo confirmó el presidente Juan Manuel Santos, quien explicó que las autoridades colombianas no van a negociar con Dario Antonio Úsuga, alias "Otoniel".

Dairo Antonio Úsuga, alias 'Otoniel', máximo jefe del clan del Golfo. /Archivo El Espectador

El pasado 3 de septiembre, tres días después de que alias Gavilán, el segundo al mando del clan del Golfo, muriera en medio de un comabate, Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, máximo líder de esta banda criminal, le mandó una carta al presidente Juan Manuel Santos en el que expresó su deseo de someterse a la justicia. Esta noticia la acaba de dar el primer mandatario, quien además resaltó que esta petición no significa que las autoridades vayan a negociar con Otoniel. ("En busca de alias "Otoniel")

El presidente Santos explicó además que el mensaje de Otoniel se da en un momento clave de la lucha en contra de la organización criminal. "Dimos de baja al número dos del clan del Golfo, alias Gavilán (el pasado 31 de agosto) . Eso es un golpe muy certero para ese grupo criminal y la presión la están sintiendo que desde hace ya algunos meses,  más o menos mitad del año pasado, el clan viene enviando mensajes que quieren someterse a la justicia. He autorizado a varios funcionarios para que escuchen esas solicitudes de la organización para someterse", expresó el primer mandatario. (Detalles de cómo llegó alias "Gavilán" al clan del Golfo)

Durante la alocución presidencial, el Presidente aseguró que la lucha para acabar con el clan de Golfo no ha tenido tregua. Según el mandatario, en los últimos dos años, las autoridades han capturado a 1.500 de sus integrantes y decomisado 100 toneladas de coca y activos, por el equivalente a $500.000 millones. Todos esos vienes, agregó el jefe de Estado, han pasado a extinción de dominio. (Sucesor de alias "Gavilán" estaría en Norte de Santander)

Una de las operaciones más recientes y grandes en contra de la banda criminal, recordó el presidente Santos, es la operación Agamenón 2 que dejó 456 operaciones de asalto, 1.503 capturas, 70 líderes muertos y 98 toneladas de cocaína incautadas. Además, 91 laboratorios fueron destruidos, 676 bienes ocupados (avaluados en $438 mil millones), 537 armas de fuego decomisadas y 91.867 cartuchos incautados y 28 mil millones de pesos decomisados.

Asimismo, el jefe de Estado expresó que le pidió al ministro de Justicia, Enrique Gil Botero, que evalue la petición de Otoniel, y las demás que se puedan presentar, y tome las acciones necesarias para darles respuesta. "Se trataría de un sometimiento a la justicia, no de una negociación política que también lo han buscado. Se les ha dicho no hay posibilidad, que no son actores políticos sino delincuentes. Si se someten la ley pueden tener algunos beneficios dependiendo de las condiciones: de qué entregan y el valor para la sociedad"