'Panamá debe deportar a Hurtado'

El abogado que demandó el asilo de la exdirectora del DAS le dijo al Servicio Nacional de Migración panameño que es su obligación enviarla de regreso a Colombia.

Las autoridades desconocen el paradero de la exdirectora del DAS María del Pilar Hurtado. / Fiscalía

Aunque se especula que la exdirectora del DAS María del Pilar Hurtado ya no se encuentra en Panamá sino en Costa Rica, la firma de abogados que demandó su asilo adelanta gestiones ante las autoridades panameñas para lograr su eventual deportación a Colombia. El Espectador conoció un documento en el que el jurista Ángel Luis Álvarez le expuso al director del Servicio Nacional de Migración de Panamá las razones por las cuales su despacho debe deportar a la exfuncionaria, acusada de los delitos de concierto para delinquir agravado, violación ilícita de comunicaciones, abuso de función pública, peculado por apropiación y falsedad ideológica en documento público.

Según Álvarez, el Servicio de Inmigración estaría incumpliendo las leyes panameñas al no deportar a Hurtado, teniendo en cuenta que el pasado 29 de mayo la Corte Suprema de Justicia de Panamá declaró inconstitucional el decreto de 2010 mediante el cual se le había otorgado asilo político. Por eso, el abogado le recordó al director de esa institución que “si el origen del permiso migratorio era el asilo y ese asilo desaparece, debe cancelarse el permiso y acto seguido deportar a la ciudadana extranjera”. Además le dijo que, teniendo en cuenta que el Tribunal de Bogotá le canceló el pasaporte, Hurtado no tiene “otro documento válido e idóneo para identificarse”, por lo cual “adquiere la doble condición de indocumentada y migrante irregular, situación en la cual se impone la deportación”.

En cuanto a las declaraciones del presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, respecto a que desconoce el paradero de la exdirectora del DAS, Álvarez aseguró que dicha situación “hace suponer que no existe registro o no ha existido registro de su domicilio ni los cambios realizados. Tampoco se evidencia interés de la referida ciudadana en rectificar la omisión, lo que acredita la renuencia intencional sobre la infracción de la norma migratoria”, según la cual los extranjeros que no reporten su cambio de residencia pueden ser deportados. Por eso pidió que se le informara si Hurtado, “con pasaporte suspendido, goza, porta o utiliza algún carné, identificación o credencial panameña expedida por el Servicio Nacional de Migración”, entre otros asuntos relacionados con las medidas que debió tomar esa entidad para hacer efectiva la sentencia de la Corte Suprema de Justicia.

Mientras Álvarez y su firma de abogados continúan presionando para que Hurtado sea deportada, Panamá espera que el gobierno colombiano aclare su última solicitud de extradición, teniendo en cuenta que, según las autoridades de ese país, “se hizo con los mismos fundamentos por los que anteriormente fue rechazada”. La Fiscalía de Colombia ya le envió una petición formal al gobierno de Costa Rica para que la exfuncionaria sea detenida y deportada en caso de que se encuentre allí, con el fin de que responda por los múltiples delitos de los que se le acusa. El ente investigador también radicó una nueva petición ante la Interpol para que expida orden de captura internacional, pese a que en julio pasado esa institución se negó a emitir circular roja por considerar que el proceso contra María del Pilar Hurtado tiene carácter “político”.

Temas relacionados