Para el senador Petro, el debate por Odebrecht no ha muerto

Noticias destacadas de Judicial

El senador publicó un video en Twitter donde denunció la existencia de un pacto entre la multinacional brasileña, Conalvías, Odinsa e Impregilo, para quedarse con los contratos de la Ruta del Sol.

A tres días de la marcha convocada por la ciudadanía para pedir la renuncia de fiscal general, Néstor Humberto Martínez, el senador Gustavo Petro lanzó nuevas acusaciones que, según dijo, tienen que ver con hechos de corrupción cometidos por Odebrecht y otras empresas, en relación con las tres fases de la Ruta del Sol. Con el título Segunda parte del debate sobre Odebrecht –haciendo referencia al debate de control político del pasado 27 de noviembre en el Congreso–, el congresista empezó su discurso con una denuncia que hizo en el año 2010.

— Gustavo Petro (@petrogustavo) 8 de enero de 2019 En su declaración, publicada en su cuenta personal en Twitter, Petro dijo que en 2010 denunció que Odebrecht “hacia parte de un cartel nacional de la contratación”, luego de que se conociera un informe sobre las contrataciones hechas por el entonces alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas. “Tuve que denunciar cómo la investigación de la Fiscalía se había adelantado exclusivamente sobre el componente distrital del cartel (…), pero dejaba la impunidad total al cartel nacional de la contratación”.

(Lea también: Fiscal Néstor Humberto Martínez ratifica que no se va de su cargo)

De acuerdo con el senador, en ese año el exministro Sabas Pretelt de la Vega en la embajada en Roma (Italia) recibió la misma denuncia en manos de un empresario italiano. Ambas denuncias, explicó Petro, “fueron empapeladas por Sabas Pretelt y la Fiscalía”, y que mientras su denuncia no prosperó en Colombia, la del empresario italiano estaba a punto de volverse un proceso penal en su país. “La corrupción ha acontecido en todos los tramos de la Ruta del Sol y no solo en el tramo dos”, comentó.

El congresista dijo que además de Odebrecht, las empresas Conalvías, Odinsa e Impregilo estarían involucradas en hechos de corrupción. “La licitación de las tres fases asumirían la forma delictiva de una colusión, que es un acuerdo predeterminado entre contratistas y contratantes futuros para ganarse las licitaciones”, afirmó Petro, quien agregó: “el acuerdo corrupto habría englobado las tres fases de la Ruta del Sol con los Solarte en Odinsa, los ejecutivos italianos de Impregilo, Andrés Jaramillo de Conalvías, y Sarmiento y Melo del Grupo Aval”.

Esta colusión, indicó el senador, estaría acompañada de sobrecostos en las licitaciones de la obra. Además, criticó la libertad de Andrés Jaramillo y José Elías Melo. “Néstor Humberto Martínez está hoy en bajo chantaje, pues si encarcela a los corruptos en los tramos uno y tres de la Ruta del Sol (…), estos terminarían denunciando a Luis Carlos Sarmiento, su jefe. Es por eso que los están poniendo en libertad”, denunció el senador.

Sobre la fase tres de la Ruta del Sol, Gustavo Petro manifestó que Roberto Prieto, exgerente de la campaña presidencial de Juan Manuel Santos, fue quien buscó la adición del contrato. “El empresario italiano, quien quería participar de la licitación en 2009, fue avisado del entuerto por su propio socio (…), la sociedad Impregilo, que es el socio mayoritario del Consorcio Yuma”. Y dijo que dos fiscales han impedido continuar con las investigaciones por estos hechos de corrupción.

(Le sugerimos: Fiscal ad hoc niega vínculos de cualquier índole con el fiscal general)

Petro dijo que “los beneficiarios de los tres tramos de la avenida 26, en el cartel distrital de la contratación, son los mismos beneficiarios de los tres tramos de la Ruta del Sol en el gobierno de (Álvaro) Uribe y no es una coincidencia. Hay una funcionaria que aparece tanto en la estructuración a nombre del Banco Mundial (…) en la Ruta del Sol y en la Avenida 26 con Samuel Moreno. Se trata de la señora Ana Teresa Palacios, que extrañamente no ha sido ni siquiera llamada a juicio ni a interrogatorio por el fiscal Néstor Humberto Martínez”. Y finalizó su discurso diciendo que Luis Guillermo Vélez, exsuperintendente de Sociedades, había ayudado a encubrir estos hechos.

En su defensa, el fiscal Néstor Humberto Martínez ha dicho en reiteradas oportunidades que ha actuado bajo los parámetros de la ley. De hecho, en el debate de control político dijo que en sus conversaciones en 2015 con el excontroller Jorge Enrique Pizano, sobre las irregularidades en la contratación de la Concesionaria Ruta del Sol, aún no se sabía que las irregularidades cometidas por Odebrecht eran delitos. En opinión del fiscal, esas grabaciones demuestran que nunca se tuvo certeza de lo que estaba sucediendo y recordó, además, que su llegada a la Fiscalía solo fue hasta agosto de 2016.

(En contexto: En debate en Congreso piden la renuncia del fiscal Martínez por caso Odebrecht)

Martínez, además, señaló al exdirector de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade, y al senador Petro, como los responsables de una conspiración en su contra. En ese momento, el fiscal general dejó en claro que no contempla la renuncia: “colombianos, aquí está su fiscal dando la cara”. Para reiterar su idea de la conspiración, Martínez en el debate se refirió a un viejo audio que ya se había conocido de una conversación entre Luis Fernando Andrade y su primo, Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En ese audio se oye a Moreno decirle a Andrade que, además de sortear su proceso en los estrados judiciales, recurra a los medios de comunicación. Para el fiscal, esa frase es el nacimiento de la teoría de conspiración en su contra. Al final, les notificó a sus contradictores: “No me dejaré constreñir por ningún corrupto en Colombia”.

Comparte en redes: