Aislamiento en Bogotá: ciudadanos que se vayan a movilizar deberán registrarse en una app

hace 51 mins

Para la defensa de Ernesto Macías no es claro quién debe investigarlo por la “jugadita"

En un derecho de petición, el abogado del senador le pidió al procurador Fernando Carrillo que le aclare una serie de dudas que no están claras, entre ellas, por qué el Ministerio Público lo llamó a juicio disciplinario si por los mismos hechos la Comisión de Ética del Senado ya inició un proceso. Se trataría de un conflicto de competencias.

El entonces presidente del Congreso, Ernesto Macías, saluda al presidente Iván Duque, en la instalación del período legislativo 2019-2020, el pasado 20 de julio.Óscar Pérez

Días después de que la Procuraduría anunciara la apertura de una investigación disciplinaria y el llamado a juicio del senador Ernesto Macías, por el capítulo que hoy se conoce como “la jugadita”, su defensa le envió al procurador general, Fernando Carrillo, un derecho de petición en el que pone en duda quién debe investigarlo por este caso.

En la carta al jefe del Ministerio Público, el abogado del senador, Jaime Lombana, le pide a Carrillo que le aclare varios puntos pues considera que no están claros. Por un lado, el jurista le pregunta cuál es el procedimiento para juzgar disciplinariamente a los congresistas por los actos que cometan dentro del recinto del Congreso, tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes.

(En contexto: La “última jugadita” de Ernesto Macías como presidente del Congreso)

En seguida, la defensa de Macías pregunta en qué casos la Comisión de Ética y el Estatuto del Congresista del Senado es la instancia llamada a juzgar disciplinariamente a los congresistas por actos que comentan en el ejercicio de su función o dentro del recinto donde se llevan a cabo las plenarias y debates parlamentarios. Y, además, el abogado le pide a la Procuraduría que le aclare cuándo el Ministerio Público es el llamado a investigar a los senadores o representantes.

Las preguntas tienen un propósito y es esclarecer qué debe pasar en el caso de Macías pues tanto la Procuraduría como la Comisión de Ética ya le abrieron procesos diferentes al senador por el mismo caso. Lo que ambas instancias investigan es si el senador habría cometido alguna falta durante su última plenaria como presidente cuando, al parecer, habría saboteado la réplica de la bancada de oposición al discurso del presidente Iván Duque en el Congreso el pasado 20 de julio. Y, en todo caso, el senador no puede tener dos investigaciones difernetes por el mismo hecho.

(Le puede interesar: Macías dice que pidió ser escuchado en versión libre por la Procuraduría)

Este episodio se conoce como “la última jugadita” pues, sin saber que su micrófono estaba prendido, el senador Macías dijo que iba a decretar un receso después de la intervención del presidente para evitar que la oposición hablara. Estas fueron sus palabras: “Es que nos toca, por obligación, que ellos hablen después del presidente. Y entonces, si le pido a la comisión que acompañe al presidente y los saco de aquí (a los de la oposición) Eso ellos no lo saben. Esa es mi última jugadita de presidente”.

Para la Procuraduría, la posición de Macías constituye una violación al Estatuto de la Oposición y, su aparente omisión de incluir en el orden del día la intervención del vocero de los partidos de oposición, es prueba suficiente para llamarlo a juicio disciplinario. Días después del revuelo que causó la “jugadita”, el congresista se pronunció en Twitter: “Cometí un error, pero nunca he cometido delitos”.

874944

2019-08-08T06:07:56-05:00

article

2019-08-08T11:51:39-05:00

mmedellin_1283

none

Redacción Judicial

Judicial

Para la defensa de Ernesto Macías no es claro quién debe investigarlo por la “jugadita"

91

3688

3779