Por paro judicial, se aplazó nuevamente audiencia caso Colmenares

Las instalaciones permanecen cerrada al público y no se permitirá la realización de diligencias judiciales.

Debido al paro judicial que se adelanta en el Tribunal Superior de Bogotá, este lunes se aplazó por tercera vez la audiencia preparatoria en el caso por Laura Moreno y Jessy Quintero por su presunta participación en los extraños hechos que rodearon la muerte de Luis Andrés Colmenares.

Ante esta situación los abogados de las implicadas y los otros sujetos procesales no pudieron ingresar al recinto en el que se esperaba celebrar la diligencia judicial, considerando además que pese al interés del juez 11 de conocimiento la audiencia no se puede realizar sin la presencia del público y los medios de comunicación.

“Cualquier audiencia que no sea pública, o que se haga en una sede o instalaciones en las que puedan ingresar fácilmente los ciudadanos que lo deseen sería una diligencia viciada de nulidad así lo dice la ley, no son juicos privados o a escondidas”, precisó Jesús Albeiro Yepes, quien defiende los intereses de Jessy Quintero.

Yepes insistió que los “términos” para las dos jóvenes estudiantes están vencidos hace mucho tiempo, por lo que con este cese de actividades judiciales se están afectando seriamente sus intereses y sus derechos para que el proceso se adelante de una manera rápida, ágil y efectiva.

“Necesitamos un juicio rápido y sin dilaciones injustificadas y queremos llegar al juicio y demostrar la inocencia de las jóvenes acusadas”, precisó el abogado quien consideró que su único deseo en estos momentos es volver a las audiencias preparatorias.

El abogado Jaime Granados, quien defiende los intereses de Laura Moreno, indicó que existe cierta "impotencia" debido a que el paro judicial es indefinido y no saben cuándo va a ser levantado, lo que afecta gravemente el desarrollo del proceso.

Ante esta situación los organizadores del paro indicaron que era menester que los sujetos procesales consultaran la sede judicial correspondiente con el fin de que se les informe sobre el futuro de las diligencias judiciales.

Vale recordar que Jessy Quintero fue acusada por los delitos de falso testimonio y encubrimiento en homicidio, mientras que Laura Moreno y homicidio agravado en calidad de coautoría impropia.

Las dos jovenes se encuentran privadas de su libertad desde el 8 de octubre de 2011, cuando un juez de garantías consideró que podrían obstruir la investigación que se adelantaba en su contra.