Patrullero que le disparó a joven grafitero busca pagar 6 años de cárcel

Así lo denunció la defensa de la familia de Diego Felipe Becerra.

La abogada Myriam Pachón, quien defiende los intereses de la familia del joven grafitero Diego Felipe Becerra indicó que en la audiencia que se celebró este jueves a puerta cerrada se les indicó el caso de una posible conciliación en el caso que se adelanta contra el patrullero Wilmer Antonio Alarcón para cambiar la tipicidad del delito.

La jurista indicó que la defensa del uniformado busca cambiar el delito de homicidio agravado por doloso a cambio de aceptar su responsabilidad en los confusos hechos registrados el 19 de agosto de 2011 en el noroccidente de la capital de la República. (Ver Padre de joven grafitero denuncia que continúan maniobras dilatorias)

Pachón señaló que ni la Fiscalía ni la defensa de la familia del joven de 16 años va a aceptar este tipo de acciones jurídicas puesto que “estamos seguros que fue un homicidio agravado y no vamos a aceptar una rebaja, además que no se puede puesto que el código de infancia y adolescencia lo prohíbe”. 

“En el caso que se emita un fallo condenatorio por el delito de homicidio agravado culposo el patrullero Wilmer Antonio Alarcón pagaría una pena de 55 años de prisión , pero si el delito cambia a doloso pagaría solamente seis años y esto es algo que esta defensora de víctimas no va a permitir que ocurra”, precisó. (Ver Caso del grafitero: ¿montaje?)

En el marco de la diligencia judicial se compulsaron copias al Consejo Superior de la Judicatura para que se investiguen las presuntas actuaciones irregulares del defensor del patrullero Alarcón, debido a que estaría incurriendo en maniobras dilatorias.

La audiencia preparatoria fue reprogramada para el próximo 15 de mayo.