Patrulleros que retuvieron a senador Merlano tuvieron miedo a represalias

El senador del partido de la U les pidió y anotó el número de las placas de sus matriculas, así como los registros de las motocicletas y chalecos.

Ante la Procuraduría General, el comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, coronel Byron Fernando Castillo aseguró que un grupo de los patrulleros que realizaron el operativo de control de alcoholemia al senador Eduardo Carlos Merlano le manifestaron en diferentes oportunidades que tenían miedo a represalias por parte del congresista.

En su declaración, el coronel Castillo manifestó que los uniformados sintieron miedo y temor ante una represalia puesto que el senador del partido de la U les pidió y anotó el número de las placas de sus matriculas, así como los registros de las motocicletas y chalecos de los patrulleros que realizaron el operativo en la ciudad de Barranquilla.

“En una parte del video se observa cuando el senador pide el número de identificación de ellos”, manifestó el comandante de la Policía de Metropolitana quien aseguró que en diversas reuniones los patrulleros le aseguraron que tenían miedo por lo que podría hacer Merlano, “puesto que se había llamado la atención sobre lo hecho por un senador de la República”.

Igualmente manifestó que los patrulleros que fueron responsables del operativo aseguraron que el senador presentaba aliento a alcohol, hecho por el cual le practicaron los registros de control obligados, sin embargo el congresista se negó en repetidas oportunidades a practicárselos.  

En dichos encuentros, precisó el coronel Castillo, los uniformados le manifestaron que ellos solamente habían cumplido con su deber puesto que el senador no tenía permiso de conducción al momento en que fue parado en el retén de la policía.

“Me aseguraron que ellos en ningún momento querían hacerle daño a alguien, pero que la aplicación de la norma era para todos”, precisó el comandante de la Policía de Barranquilla quien manifestó que dicho operativo se hizo como lo exigen las normas y el comparendo emitido contra el senador fue legal.

Por su parte el patrullero Víctor Támara aseguró que las dos mujeres que acompañaban al parlamentario insultaron y emitieron “improperios” en contra de los patrulleros que estaban en el lugar de los hechos intentando practicarle la prueba de estado de alcoholemia a Merlano.

Igualmente aseguró que la grabación, la cual fue dada a conocer por los medio de comunicación, se realizó por dos razones: por el procedimiento y “por las amenazas” que recibieron tanto de Merlano como de sus acompañantes quienes le manifestaron que “eso no se iba a quedar así”, para lo cual el congresista les pidió el número de placas y matriculas.

“No hemos recibido amenazas, ya tienen los números de las placas y nuestros nombres, no sé con qué fin, quiero que quede claro eso”, precisó el patrullero quien fue claro en asegurar que el día del incidente no recibieron cámara oficial de la policía, hecho por el cual la grabación la hizo con una herramienta de su propiedad.

En este sentido señaló que sin esa grabación no sabría que estaría pensando la gente sobre el actuar de los patrulleros en esta acción. “El senador se retiró, manifestó que no tenía licencia, y en el video se evidencia que se le piden todos los documentos y que él indica que no los tiene”.

Al finalizar su declaración juramentada, el patrullero manifestó que espera que no se les recrimine si se tomen represalias contra él y sus compañeros por dicho hecho.