'Pedro Bonito' conoció a Jaime Uribe Vélez

El encuentro, dijo exjefe ‘para’, ocurrió a mediados de los años 90 en Antioquia y a éste asistió Vicente Castaño Gil, alias ‘El Profe’.

Santiago Uribe siempre ha dicho que es inocente y que quieren es hacerle daño a su hermano Álvaro.

Raúl Emilio Hasbún, alias Pedro Bonito, el artífice de la expansión paramilitar en Urabá y ventilador de la paraeconomía, declaró el pasado 21 de octubre ante un fiscal de derechos humanos que en sus correrías jamás conoció a Santiago Uribe Vélez, el hermano del expresidente Álvaro Uribe, vinculado a un expediente por su presunto patrocinio del grupo paramilitar los 12 Apóstoles y por varios homicidios.

En cambio, el testigo sí manifestó que le presentaron en 1995 a otro hermano del exmandatario, Jaime Uribe Vélez, más conocido como El Pecoso Uribe. Según relató, los paramilitares alias Merchán y Alfonso Berrío lo recogieron en su oficina de El Poblado, en Medellín, en un carro Toyota verde que venía conduciendo Jaime Uribe. De allí lo llevaron a una reunión con el comandante de las autodefensas Vicente Castaño Gil, alias El Profe.

“¿Y cómo se enteró de que esa persona que manejaba era El Pecoso Uribe?”, le preguntó la Fiscalía. “Porque cuando llegamos a la reunión, que era en una caballeriza que queda por La Pilarica, un barrio aquí de Medellín, estaba Vicente Castaño, alias El Profe y yo entro a hablar con él y entra El Pecoso, y ahí es donde el señor Vicente me lo presenta (y me dice) ‘¿usted sabe quién es él? Es El Pecoso Uribe, hermano de Álvaro Uribe’”.

Pedro Bonito añadió: “Yo me quedé hablando con El Profe, ese señor (Uribe) salió y nunca más volví a hablar con ese señor ni tuve ningún tipo de trato con él, tampoco sé qué tipo de relación manejaba él con el señor Vicente o Merchán o Poncho (Berrío), nunca oí que tuviera alguna relación con la organización”. El exjefe paramilitar agregó que todos los que asistieron al encuentro, salvo Jaime Uribe, eran de las autodefensas.

Por ejemplo, de Vicente Castaño dijo que era el comandante general de la organización, de alias Merchán que oficiaba como secretario y hombre de confianza de Castaño y de Poncho que era amigo de El Profe. “Todos nosotros éramos autodefensas, creo que sí, el señor Pecoso sabía que éramos de las autodefensas, pero no le podría asegurar, doctor, no tengo conocimiento de eso”.

Alias Pedro Bonito sostuvo que en ese encuentro en La Pilarica se hablaron “temas relacionados de la organización”, pero que Jaime Uribe —a quien describió como mono, flaco y de estatura media— no participó de esa charla porque se fue. No obstante, al ser interrogado por el trato entre Uribe y Vicente Castaño, el testigo refirió: “Amistoso, buen trato”. Por último, manifestó que aun cuando conoció a Jaime Uribe sólo en esa ocasión, jamás tuvo trato alguno con Santiago Uribe ni escuchó que otro miembro de las autodefensas se refiriera a él como un aliado.

Este testimonio está siendo evaluado por la Fiscalía, quien se apresta a decidir si le dicta o no medida de aseguramiento a Santiago Uribe. Sobre Jaime se sabe que falleció en 2001 de un cáncer y que, según el periodista Gonzalo Guillén, tuvo una hija con Dolly Cifuentes Villa, señalada de integrar un clan de narcotraficantes en Antioquia. De hecho, Dolly y su hija Ana María Uribe Cifuentes, de 32 años, fueron pedidas en extradición por Estados Unidos acusadas de lavar millones de dólares de las mafias mexicanas.

[email protected]

@jdlaverde9