Película ‘La Rectora’ está basada en mentiras: Silvia Gette

El filme, que cuenta la historia de una mujer seductora y sin escrúpulos, se estrenó la semana pasada en el país. Gette interpuso una tutela para prohibir su proyección.

Rafael Pérez Becerra

Este lunes, Silvia Gette, exrectora de la Universidad Autónoma, se refirió al filme ‘La Rectora’ –película estrenada el pasado jueves en las salas de cine del país– que cuenta la historia de Bárbara Gaos, una seductora y misteriosa mujer que de bailarina erótica logra escalar hasta la rectoría de una universidad.

De acuerdo con Gette –quien interpuso una acción de tutela para prohibir la proyección del filme– la película cuenta similitudes respecto a su historia de vida, por lo que se han vulnerado sus derechos y se han proyectado muchas mentiras.

“Blanco es y gallina lo pone (…) en la prensa siempre se han dicho barbaridades de mi vida. Se han vulnerado tantos derechos y se han dicho tantas mentiras que se basaron en eso en ese film", sostuvo la exrectora de la Universidad Autónoma en diálogo con Blu Radio.

Según Silvia Gette, es una ‘casualidad’ que la película narre la historia de una mujer que fue bailarina –una profesión de la que la exrectora declaró sentirse orgullosa– y aunque señaló que es una defensora de la libertad de expresión, no apoya “la mentira, porque todo está basado en mentiras”.

"Yo estudié, fui bailarina y lo digo con orgullo, no todo el mundo se puede subir a un escenario. Lo de la película los mismos medios han dicho que parece mi vida (…) la libertad de expresión debe existir, pero hay mentiras en eso que se ha desarrollado en esa película”, agregó Gette.

La exrectora de la Universidad Autónoma reiteró que no es responsable de la muerte de Mario Ceballos y manifestó que su exesposo fue víctima de una enfermedad: "A Mario Ceballos se le declaró cirrosis, yo estoy segura que a ese señor no lo envenenó nadie. Si yo le hubiese hecho algo a él, lo hubiera incinerado pero yo a mi esposo le hice un mausoleo. Yo lo tenía como un rey porque él se merecía eso”, indicó.

Entretanto, el director del filme, Mateo Stivel, se refirió a la tutela interpuesta por Gette y señaló que la película es una historia de ficción que de ningún modo recrea la vida de la exrectora: "Yo no tengo claro el caso de Gette y en la película nunca se hace alusión a ella (…) La película es una historia de ficción desde todo punto de vista", explicó Stivel.