Peñalosa sostiene que operativo en el Bronx "no fue improvisado"

El alcalde de Bogotá manifestó que hay un grupo criminal que ha presionado a un pequeño grupo de habitantes de la calle para que ataque a los comerciantes.

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa aseguró que un grupo criminal está detrás de los ataques protagonizados en los últimos días por parte de un grupo de habitantes de la calle en contra de comerciantes y ciudadanos en el centro de la capital de la República. Estos ataques, indicó, buscan recuperar los espacios que han sido controlados en los últimos meses por las autoridades.

En una mesa de trabajo celebrada en la Procuraduría General el mandatario distrital rechazó los cuestionamientos hechos por los comerciantes que asistieron a la diligencia. “Yo no he oído ninguna propuesta”, aseguró Peñalosa al llegar al evento, respuesta que no fue del agrado de los representantes y grupos de ciudadanos que aseguran estar cansados con la situación. 

“Nosotros intervenimos el Bronx porque ese era un centro de operaciones de organizaciones criminales, porque allí se promovía el consumo de droga, se llevaban a niños y menores que caían en la drogadicción. Había explotación sexual masiva de niños, no podemos tolerar que haya una República independiente del crimen donde no pueden entrar las autoridades”, aclaró. 

Sostuvo que el operativo adelantado hace tres meses por la Policía y el CTI de la Fiscalía General contó con una coordinación, rechazando las quejas presentadas en diferentes sectores sobre una improvisación. “Nosotros tenemos el doble de recursos de atención para habitantes de la calle que en la pasada administración”. (Ver Caño de la Carrera 30, refugio para habitantes de calle y nuevo expendio de droga)

Para el alcalde de Bogotá existe una manipulación para que cerca de 200 habitantes de la calle realicen estas actividades, y así llamar la atención de los medio de comunicación para crear una confusión sobre el operativo hecho. “Creyendo que así nos van a presionar y les devolvieramos el Bronx, pero eso no va a pasar jamás, el Bronx lo vamos a demoler”.

Agregó que el operativo hecho se extendió del Bronx a los sectores conocidos como San Bernardo y Cinco Huecos, lugares en donde existía la misma problemática de microtráfico y se ejecutaban otros delitos. Peñalosa consideró que no se afectaron a los comerciantes de la zona sino que se destruyeron los sitios de expendio de droga y armas.

“Cuando hay grupos numerosos de habitantes de la calle juntos eso no es normal, es evidente que existe una manipulación de 200 de los 11 mil que había en la ciudad”, precisó. En este punto señala que la atención se ha centrado en los ataques a la ciudadanía y no en la reducción de los índices de criminalidad en el centro de Bogotá.

Finalmente aseguró que el desalojo hecho en ese sector de la capital de la República cumplió con la ley, agregando que se tenía listo un plan de atención para los habitante de la calle. “Tenemos más de 2.000 cupos para habitantes de la calle, donde les damos agua caliente, almuerzos, comida, cama, peluqueada, entre otras”.