Periodista italiano fue atacado a bala en el Cesar

Colombia es el quinto país del mundo en cuanto a impunidad en casos de muerte de periodistas.

Un periodista independiente de nacionalidad italiana fue atacado a bala cuando realizaba un documental sobre campesinos reclamantes de tierras en el norte de Colombia, pero sin resultar herido, denunció la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) este jueves.

El ataque, cometido por dos hombres armados, ocurrió el pasado martes durante una protesta de campesinos en una apartada zona rural del departamento de Cesar.

Inicialmente, los pistoleros, al parecer al servicio del dueño de las tierras que reclaman los campesinos, increparon a los manifestantes, pero luego "dispararon, primero contra el vehículo en que se movilizaban (los campesinos), después contra el periodista que se encontraba grabando, y por último contra la comunidad", refirió el informe de la Flip.

"Afortunadamente no hubo ningún herido y los agresores, quienes fueron plenamente identificados, huyeron del lugar", agregó.

La Flip, rechazó el ataque como "una clara violación a la libertad de prensa" y pidió a las autoridades que "ofrezcan todas las garantías a este tipo de cubrimiento periodístico".

En Colombia actualmente el gobierno del presidente Juan Manuel Santos adelanta un programa de restitución de tierras a campesinos despojados de ellas por grupos armados ilegales: guerrillas, paramilitares y narcotraficantes.

Según Acnur, en Colombia hay 4,5 millones de personas desplazadas por la violencia.

"Es importante que la Fiscalía inicie una investigación exhaustiva y sancione a los responsables", pidió la Flip, que señaló que el periodista Bruno Federico, quien vive en Colombia desde hace más de una década, hace parte de la Asociación de prensa internacional de Colombia (Apic).

Este es el segundo ataque a bala ocurrido contra un periodista en Colombia en menos de un mes. El pasado 19 de noviembre resultó herido Diego Gómez, director del Canal Universitario Valle TV, en la ciudad de Cali.

Según un reporte publicado en mayo pasado por el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), Colombia es el quinto país del mundo en cuanto a impunidad en casos de muerte de periodistas. La organización estima que desde 1992 han sido asesinados 41 periodistas en este país.