Perito asegura que Ramón Isaza puede recibir tratamiento médico en la cárcel

Este concepto será analizado por una magistrada de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá en el estudio de la solicitud de detención domiciliaria presentada por la defensa del excomandante de las Autodefensas del Magdalena Medio.

Una magistrada de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá citó para el próximo nueve de febrero al director de la cárcel La Picota en el marco del estudio de la solicitud de detención domiciliaria del excomandante de las Autodefensas del Magdalena Medio, Ramón María Isaza Arango, alias ‘El Viejo’.

Igualmente fueron citados para declarar al médico de dicho centro carcelario, un representante del Instituto Penitenciario y Carcelario (Inpec) con el fin de establecer las condiciones que existen en dicho centro carcelario se le puede dar un tratamiento médico adecuado al exjefe paramilitar quien argumentó que presenta graves problemas de salud.

Este miércoles un perito de Medicina Legal aseguró que tras hacerle un análisis a Isaza Arango se puede inferir que no presenta una “enfermedad grave” hecho por el cual puede recibir tratamiento médico en su centro de reclusión. La defensa de ‘El Viejo’ cuestionó las conclusiones de este informe manifestando que no se hizo siguiendo los requerimientos exigidos.

“Tengo un concepto que no existe enfermedad grave”, señaló el perito al manifestar que esta es una enfermedad ambulatoria por lo que puede recibir, sin ningún problema, tratamiento en el centro de reclusión. La defensa del considerado paramilitar más viejo del mundo ha manifestado que su cliente presenta varias enfermedades por lo que solicitó que fuera trasladado a su tierra natal para evitar complicaciones en su salud.

En la audiencia celebrada el pasado 21 de enero la defensa del excomandante paramilitar argumentó la sustitución de medida de aseguramiento señalando que presenta problemas cardíacos, Parkinson y osteoporosis, que al parecer le han generado complicaciones. Su abogado indicó que actualmente tiene que tomar 21 medicamentos, pero que por su avanzada edad le es difícil identificarlos e ingerirlos en las horas indicadas.

Ante esto solicitó su traslado al municipio del Doradal donde vive su esposa y sus hijos quienes manifestaron su compromiso para cuidarlo. En la solicitud se manifestó que ya cumplió sus ocho años de prisión, tiempo máximo establecido en la Ley Justicia.

Desde el 16 de agosto de 2005 ‘El Viejo’ se encuentra privado de su libertad en la cárcel La Picota de Bogotá después de su desmovilización.