Piden al Gobierno medidas eficaces para cortar amenazas a defensores de DD.HH.

El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado también pide un pronunciamiento del Alto Comisionado de Naciones Unidas.

El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) exigió al Gobierno Nacional "tomar medidas eficaces" para impedir que los defensores de derechos humanos sigan recibiendo amenazas, y también pidieron a la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos a pronunciarse sobre la situación.

La semana pasada, en centenar de activistas políticos y defensores de derechos humanos fueron amenazados por la banda "Águilas Negras", emergida tras la desmovilización de las AUC.

El Movice agrega en un comunicado que insta la Fiscalía a que las investigaciones que adelantan "entreguen resultados sobre los autores de estos hostigamientos y agresiones contra quienes trabajan por la paz en el país".

Recuerdan que las recientes amenazas de defensores de derechos humanos parecen ser una reiteración de las recibidas en septiembre, pero con la inclusión de al menos ocho personas más.

"Para las víctimas de crímenes de Estado es preocupante que las Águilas Negras, pese a no ser un grupo armado con presencia militar comprobada en ningún departamento, tengan la capacidad de amenazar a 260 personas en todo el país ante la incapacidad del Gobierno Nacional para frenar estos hechos y realizar investigaciones que entreguen resultados", agrega el documento.

Agregan que la situación genera dudas sobre el origen real de las amenazas y conduce al interrogante "sobre si en realidad agentes estatales estarían usando este apelativo para amenazar de forma directa a quienes trabajan comprometidos con la salida política del conflicto armado y a favor de la paz con justicia social".