Piden archivar investigación contra Santiago Uribe por vínculos con "Los 12 Apóstoles"

Jaime Granados, abogado de Santiago Uribe, le pidió a la Fiscalía precluir la investigación. La defensa del hermano del expresidente Álvaro Uribe asegura que no hay evidencia suficiente que lo relacione con la conformación de grupos paramilitares.

Foto: Archivo

El abogado Jaime Granados Peña, quien defiende los intereses del ganadero antioqueño Santiago Uribe Vélez, le solicitó formalmente a la Fiscalía General que se archive el proceso que se adelanta en contra de su cliente por sus presuntos vínculos con el grupo paramilitar conocido como “Los 12 Apóstoles”.

En la solicitud de 400 páginas, el jurista manifiesta que tras la finalización de la recolección de pruebas no existen elementos materiales que permitan inferir la participación de Uribe Vélez en la conformación y financiación de dicho grupo armado ilegal en el municipio de Yarumal (Antioquia).

El ganadero antioqueño, quien fue capturado en marzo del presente año, es investigado por los delitos de homicidio en persona protegida y concierto para delinquir. Para la Fiscalía General, el hermano menor del senador Uribe Vélez fue uno de los creadores de la estructura de “Los 12 Apóstoles” para combatir las estructuras subversivas.

Para Granados Peña, en este proceso los testigos han manifestado que fueron presionados para declarar en contra de Uribe Vélez. El ganadero se encuentra privado de su libertad en una guarnición militar en Ríonegro (Antioquia) esperando que la Fiscalía General le resuelva su situación jurídica, es decir si lo llama a juicio o si archiva el caso.

El jurista aseguró que los dos testigos principales en este proceso han incurrido en una serie de contradicciones de tiempo, modo y lugar donde se habrían presentado los hechos materia de investigación. Para Granados existen todas las evidencias para demostrar que “son testigos falsos”.

“Fueron refutados todos los argumentos que utiliza la Fiscalía para encarcelarlo y aspiramos que en un ejercicio serio se reconozca que no hay un elemento probatorio que lo vincule”, precisó el jurista. En su concepto los testigos citados por la Fiscalía en la medida de aseguramiento fueron presionados para que colaboraran a cambio de beneficios judiciales.

Uribe Vélez es investigado por presuntamente haber tenido relación con el asesinato de un campesino y el conductor de un bus en Yarumal en la década de los noventa. Los crímenes fueron ejecutados por “los 12 Apóstoles” tras acusarlos de tener vínculos con grupos guerrilleros que delinquían en la región.