Piden investigar muerte de joven en URI de Kennedy

Familiares de la víctima aseguran que se presentó una omisión por parte de las autoridades que no le presentaron ayuda médica.

Los familiares de Miguel Ángel Villamil Barrera anunciaron que interpondrán una serie de acciones judiciales dirigidas a establecer responsabilidades sobre la muerte del joven de 24 años quien murió en la URI de Kennedy en el sur de Bogotá.

La madre del joven aseguró que Villamil Barrera estuvo 16 días en la URI y en repetidas oportunidades le manifestó a los custodios que tenía fuerte dolores de cabeza y que se encontraba mal de salud, sin embargo estos llamados nunca fueron atendidos hasta que se desmayó en la celda.

“Cuando iba en la camilla ya iba inconsciente, no abría los ojos, no se movía y mucho menos hablaba”, manifestó la progenitora del joven a Noticias Caracol. Villamil Barrera había sido capturado después de que se le hallara con droga.

La madre del joven manifestó que cuando fue capturado estaba en buenas condiciones, sin embargo alertó que él tenía que asistir a diferentes terapias y valoraciones médicas puesto que tenía una bala alojada en su cabeza. Esta situación le fue presentada a las autoridades que hicieron caso omiso.

Ante estos hechos considera que se presentó una omisión por parte de la Policía y la Fiscalía que tenían como obligación la vigilancia y protección tanto de su hijo como de las otras personas que se encontraban privadas de su libertad en la Unidad de Reacción Inmediata.

El director de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Humberto Guatibonza aseguró que los policías lo acompañaron al centro médico y estuvieron presentes de su situación.

El joven, cuya defensa había pedido que se le otorgará detención domiciliaria por su precario estado de salud, deja una niña de 22 meses de nacida.