"Pido perdón al país por mis actos": Senador Merlano

El legislador, procesado por negarse a practicarse la prueba de alcoholemia, invitó a los jóvenes a que respeten la ley.

“En mi calidad de senador de la República y de ciudadano le pido perdón al país y al pueblo colombiano por las conductas que se me atribuyen”, con estas palabras y la voz entrecortada, el congresista Eduardo Carlos Merlano se mostró arrepentido por las acciones registradas en la madrugada del pasado 13 de mayo, cuando se negó a practicarse una prueba de alcoholemia luego de que fuera detenido por un grupo de patrulleros en la ciudad de Barranquilla. (Vea cómo Merlano se negó a practicarse la prueba).

Con lágrimas en los ojos, el senador del partido de La U manifestó que solamente pide igualdad procesal en el juicio disciplinario que se le adelanta por su presunta participación en el tráfico de influencias, hecho por el cual solicitó que se le respeten sus derechos.  

“Por anticipado manifiesto respeto por la Institución que ahora me juzga, me acojo por anticipado a su veredicto y frente al mismo solamente ejerceré mi derecho a la defensa, en sus limpias manos y en el escrutinio juicioso del pueblo colombiano”, le manifestó Merlano al procurador disciplinario, Juan Carlos Novoa.

Igualmente señaló que se siente arrepentido por todo lo que hizo y lo cual se encuentra registrado en una serie de videos y grabaciones "por todos conocidos", agregando que respeta a la Policía Nacional y que nunca quiso violar la ley. (Vea porqué el retiro del general Óscar Pérez).

"Pido perdón a la Policía Nacional y reivindico su abnegación y su servicio. Perdón que va dirigido especialmente al señor general Óscar Pérez, quien solicitó el retiro y a los servidores de la Institución que estuvieron a cargo del operativo. Les ruego escuchar las explicaciones que he dado y que daré en compañía de mis abogados", precisó.

Merlano finalizó su corta intervención invitado a los colombianos, y en especial a los jóvenes, a que respeten las normas y la ley.

La posición de la Procuraduría

En una extensa intervención, el procurador disciplinario Juan Carlos Novoa señaló que al revisar los documentos y testimonios recolectados en los últimos dos meses se puede inferir que el senador Eduardo Carlos Merlano incurrió en una falta “gravísima” al intentar presionar a un grupo de patrulleros con el fin de que no le hicieran la prueba de alcoholemia en la madrugada del pasado 13 de mayo.

En este sentido se indica que el congresista del partido de La U se valió de su investidura con el fin de que no fuera sancionado por las normas de tránsito, después de que fuera retenido por un grupo de patrulleros de la Policía Metropolitana de dicha ciudad, quienes le manifestaron la necesidad de hacerle una prueba de alcoholemia al notar cierto olor a licor.

Según el procurador delegado, Merlano incurrió en actos de presión, intimidación y amenaza contra el grupo de patrulleros que le iban a practicar la prueba para medir el nivel de alcohol de parlamentario, a lo cual se negó manifestando que era Senador de la República y que había obtenido más de 50 mil votos en los últimos comicios electorales.

El procurador delegado para este caso señaló que los patrulleros que participaron en el operativo indicaron que “el senador le faltó al respeto a la Institución cuando se dirigió a los patrulleros cuestionándolos sobre el hecho de que no sabían cómo se manejaba el sector público y les pidió que llamaran a sus superiores”.

“Incurrió en actos de amenazas pues el senador les dice a los patrulleros que les iba a anotar el número de placa y chalecos para emprender quejas disciplinarias, asegurándoles que habían cometidos faltas graves”, precisó Novoa, al manifestar que para la Sala Disciplinaria, Merlano ejerció una injerencia indebida sobe los policías que estaban en ese puesto de control.

Temas relacionados