Piedad Zuccardi pidió una vigilancia internacional en proceso por "parapolítica"

La petición fue presentada ante la Unión Interparlamentaria al considerar que se ha presentado irregularidades en la investigación.

La senadora Piedad Zuccardi de García presentó una solicitud ante la Unión Interparlamentaria para que haga una vigilancia internacional en el proceso que se le adelanta en la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia por su presunta participación en el delito de concierto para delinquir agravado por sus presuntos vínculos con grupos paramilitares.

En su petición, la congresista manifestó que a lo largo del proceso se han presentado irregularidades en la investigación, hecho por el cual solicitó la presencia de un comisionado de dicho organismo internacional con el fin de velar por las garantías procesales.

En el documento se indica que la senadora fue cobijada con medida de aseguramiento el pasado 23 de febrero y solamente hasta el 21 de octubre el alto tribunal definió la situación jurídica de Zuccardi con su llamado a juicio por sus presuntos vínculos con grupos paramilitares.

“La senadora no pudo apelar esa decisión ni hacer que su detención fuese revisada por una jurisdicción competente, tal como dispone expresamente la Convención Americana”, precisa la solicitud conocida en su totalidad por ElEspectador.com.

Igualmente se indicó que se sobrepasaron los seis meses establecidos en la Ley 600 de 2000 para tomar una decisión en un proceso judicial.

Los testigos

En el documento se indica que en la etapa de recolección de pruebas se presentaron varios testimonios que “han expresado dudas sobre la imparcialidad y los métodos de los investigadores”, señalando que algunos de ellos denunciaron presiones e intimidaciones por parte del alto tribunal.

Ante esto indica que se registraron testimonios fuera de contexto, vulnerando los derechos procesales de la defensa y al debido proceso, incluso el cambio de expresiones de supuestos a certezas absolutas.

“La Corte Suprema autoriza y realiza el traslado de pruebas y testimonios de otros procesos para incluirlos en el presente proceso, sin permitir que la defensa tenga acceso a una lectura completa de todos los registros externos, o siendo así que el traslado de pruebas es solo parcial”, se precisa.

Pese a que, continúa el documento, la Corte ordenó el cierre de la instrucción a principios del mes de agosto, poco tiempo después se añadieron documentos materiales de pruebas con los que se habría buscado incriminar a la senadora y vincularla con grupos paramilitares.

Cita además las denuncias hechas por el desmovilizado paramilitar alias ‘Never’ que indicó que fue sometido a presiones por parte de las investigadoras que buscaba un testimonio para acusar a la senadora del partido de la U. “Al parecer, ese testigo presentó una queja a dicho efecto ante la Fiscalía, pero la Corte Suprema rehusó incluir como pruebas tanto la denuncia como los informes de las investigaciones realizadas sobre el particular”.