Pilotos condenados por caso Santo Domingo insisten en que son inocentes