Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 14 horas

Pleito por tierras para relleno sanitario en Santa Marta

La Corte Suprema estudia ya la ponencia con la que se pondrá punto final a un expediente que enfrentó a dos pesos pesados del mundo empresarial. El caso lleva seis años.

Relleno sanitario de Santa Marta. / Foto: www.elinformador.com.co
Relleno sanitario de Santa Marta. / Foto: www.elinformador.com.co

Por cuenta de la posesión de unos terrenos estratégicos en Santa Marta, la Corte Suprema de Justicia se apresta a resolver un millonario litigio que terminó por salpicar hace dos años a una firma del reconocido empresario William Vélez, uno de los mayores contratistas estatales del país. Se trata de Interaseo, compañía operadora de las basuras en la capital del Magdalena desde 1993 y que en 2005 logró una jugosa concesión hasta el año 2027. Un expediente en el que ya fueron condenados a 16 meses de prisión por falsedad en documento privado el gerente y el abogado de Interaseo, Hugo Humberto Ramírez y Raúl Alberto Gual.

Según la justicia, tanto Ramírez como Gual intentaron apropiarse de 83 hectáreas que colindaban con el relleno sanitario de la ciudad para ampliarlo y cumplir así con los requisitos exigidos por el contrato. De acuerdo con el Tribunal Superior de Santa Marta, Ramírez y Gual falsificaron dos contratos de compraventa con unos campesinos que no eran los dueños del terreno en cuestión, pues éste le pertenece a Agropecuaria del Norte, de propiedad de unos reconocidos empresarios de la región Caribe.

El lío empezó en noviembre del año 2008, cuando Agropecuaria del Norte denunció en un proceso policivo que le estaban invadiendo sus terrenos. En ese pleito salió a bailar Interaseo. Según documentó la justicia, esta empresa falsificó dos contratos en los que se simuló la venta de dos predios en el año 2002. Todo resultó falaz, a tal punto que se probó que detrás de esta maniobra estaba la intención de Interaseo de apoderarse de esos terrenos de Agropecuaria del Norte. Los campesinos que se declararon poseedores sin serlo vendieron por $117 millones.

La Fiscalía acusó a Hugo Humberto Ramírez y Raúl Alberto Gual el 31 de mayo de 2011. En el juicio salió a relucir una reunión que tuvieron William Vélez y el abogado de Agropecuaria del Norte, Fredy Riquett, en septiembre de 2009. El encuentro se dio a instancias del senador José David Name en las oficinas de Vélez en Bogotá. Allí, Riquett dijo que Interaseo pretendía robarse esas tierras. La respuesta de Vélez, según Riquett, es que tenía unos documentos que soportaban su derecho. En ese momento Agropecuaria del Norte acudió a las vías penales. Después de casi cuatro años, el Tribunal de Santa Marta condenó al gerente de Interaseo al constatar la falsedad en esos documentos de posesión.

La importancia de William Vélez es más que reconocida en el mundo empresarial colombiano. Sus empresas, entre ellas Interaseo, se han encargado de los servicios de aseo en ciudades como Barranquilla, Santa Marta, por supuesto, y parte de Bogotá, así como del alumbrado público en Santa Marta y en Popayán, entre otras. Fue uno de los fundadores y es socio de Odinsa, la empresa que se ganó el contrato para remodelar el aeropuerto El Dorado. A una de sus empresas le adjudicaron la construcción del corredor vial Bogotá-Girardot-Cajamarca. La lista de contratos con entidades oficiales es extensa.

Hoy, la Corte Suprema de Justicia revisa el caso, pues los condenados se declaran inocentes. Al mismo tiempo, los abogados de Agropecuaria del Norte también le pidieron al alto tribunal que sentencie a estas dos personas por el delito de fraude procesal. El expediente llegó a manos del magistrado Eyder Patiño, quien ya registró proyecto de fallo para ponerle punto final a una disputa legal de más de seis años. Una decisión que podría resultar trascendental para futuros pleitos de tierras en Colombia. Un pleito que concitó a las firmas más reconocidas en temas de víctimas y tierras, como la de Mauricio Pava, del lado de Agropecuaria, y la exfiscal Ángela Buitrago, del lado del abogado de Interaseo.

Consultada por este diario, Buitrago señaló que los magistrados del Tribunal de Santa Marta se equivocaron, que existen pruebas en el expediente que desvirtúan la falsedad que se le endilga a su cliente, el abogado Raúl Alberto Gual, que quienes se presentaron como poseedores de las tierras en disputa en efecto lo son, que esos predios fueron adquiridos lícitamente por la firma Interaseo y que será la Corte Suprema la que defina el asunto.