Policía aceptó cargos por tráfico de migrantes en el aeropuerto Eldorado

Fue capturada el pasado lunes junto a dos funcionarios de Migración Colombia, un agente de la Dijín y un particular.

Ante la pregunta del juez de control de garantías Carmen Alicia Franco aceptó su responsabilidad en los delitos de concierto para delinquir, abuso a sistema informático y cohecho. La uniformada, adscrita a la Dijín de la Policía Nacional, es señalada de hacer parte de la red que permitía el tráfico de personas en el Aeropuerto Internacional Eldorado en la capital de la República.

En la diligencia judicial, que se adelanta en el complejo judicial de Paloquemao en Bogotá, la Fiscalía General señaló que a cambio de millonarias comisiones esta red falsificaba documentos y facilitaba el tránsito de estas personas en el aeropueto. Bajo esta modalidad se permitió la salida del país de personas que tenían requerimientos judiciales o no tenían todos los documentos en regla para abandonar suelo colombiano.

El fiscal del caso presentó en la imputación de cargos los elementos hallados durante los allanamientos realizados el pasado lunes en las viviendas de los cinco capturados. Entre las pruebas recolectadas se encuentran pasaportes de extranjeros de Brasil, China, Italia, Países Bajos, República Dominicana, Canadá, Líbano y Venezuela.

Según la investigación de la Fiscalía General esta red habría permitido la salida del país de una mujer identificada como Ashira Kriegeir, de origen sirio, quien habría viajado a Paris con un pasaporte isarelí robado. El documento habría sido modificado por la red para facilitar su paso por el aeropuerto sin ningún problema.

El testimonio de esta mujer, cuyo nombre real era Seham Al Salkhandi, fue clave a la hora de abrir esta investigación. En declaración ante las autoridades aseguró que había pagado una millonaria suma de dinero para recibir esta documentación falsa y así salir de Colombia.

En la audiencia el otro policía, dos funcionarios de Migración Colombia y un particular se declararon inocentes. La Fiscalía General soliciará en las próximas horas que sean cobijados con medida de aseguramiento en centro carcelario.