Ponencia que pide detención para Minhacienda

Un magistrado pide que se sancione a Mauricio Cárdenas por desacatar un fallo que lo obliga a reconocerle unos dineros a una extrabajadora de la Fundación San Juan de Dios.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, es uno de los altos funcionarios del gobierno de Juan Manuel Santos que anda corriendo para conjurar un nuevo paro agrario. Pero es probable que al ministro lo pongan a correr por otras razones: un posible carcelazo. La Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura estudia actualmente una ponencia del magistrado Wilson Ruiz en la que se pide sancionar a Cárdenas con dos días de prisión y una multa de cinco salarios mensuales por desacatar un fallo del Consejo Seccional de la Judicatura de Cundinamarca que el 31 de octubre de 2007 obligó al Ministerio de Hacienda, la Beneficencia de Cundinamarca y a la Liquidadora del Instituto Materno Infantil a cancelar las mesadas salariales de una extrabajadora de la Fundación San Juan de Dios.

De acuerdo con la ponencia de 28 páginas, conocida por El Espectador, el “Ministro de Hacienda y Crédito Público ha sido renuente con el cumplimiento de lo ordenado en el fallo de amparo. En un primer momento se descargó la responsabilidad para el pago en la Beneficencia de Cundinamarca, que según lo señalado por el apoderado de esa cartera ministerial, no había efectuado el desembolso, cuando para ese momento, la liquidadora de la Fundación San Juan de Dios había emitido la resolución liquidando las acreencias de la actora. Luego se remitió la liquidación y el pago inicial de las acreencias. Y ahora se mantiene la negativa en seguir lo ordenado, con fundamento en que no se ha determinado el monto de lo que debe pagarse, así como que dicho fallo no está en firme, por lo que es improcedente el pago, en razón a que de hacerlo y luego se revoca lo decidido, será muy difícil recuperar esos dineros”.

La ponencia sostiene que –aunque esta tutela ha tenido muchos escollos– era de estricto cumplimiento desde un primer momento, “dentro del término dispuesto en la protección deparada, de donde surge, se reitera la firmeza de la protección inicial prodigada a favor de la incidentante y de las órdenes emitidas desde 2007”.

No es la primera vez que la Judicatura ordena un carcelazo para el ministro de Hacienda. De hecho ya lo hizo una vez en este proceso. El 19 de julio de 2013, la Sala Disciplinaria del Consejo Seccional de la Judicatura de Bogotá sancionó a Cárdenas a 14 días de prisión por desacatar esta y otras tutelas interpuestas por exfuncionarios de la Fundación San Juan de Dios. En ese momento la Sala sostuvo que “al Ministro de Hacienda no le bastó con ser sujeto de dos sanciones, porque aún no quiere cumplir ninguno de los fallos, lo que obliga a la Sala a obrar con severidad ‘porque se encuentra muy clara la actitud dolosa de desacatar (las sentencias)”. El Ministro apeló el fallo y el 8 de agosto de 2013 la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura lo revocó.

Pero el litigio no quedó allí. El pasado 27 de febrero, la Sección Segunda del Consejo de Estado anuló el fallo y ordenó que “dentro de un plazo no superior a 10 días, siguientes a la notificación de esta providencia, profiera la decisión de reemplazo a que haya lugar”. Es por ello que el caso volvió al Consejo Superior de la Judicatura que debe definir si avala o no la ponencia de Ruiz que, valga decir, sostiene que de ser aceptada, contra ella no procedería recurso alguno. ¿Otro dolor de cabeza para Cárdenas?

[email protected]