Por crisis de orden público en Bajo Cauca, Ministerio de Defensa crea comando especial

El jefe de esa cartera ministerial, Carlos Holmes Trujillo, tomó esta decisión luego de que esta seman se presentara un atentado contra un establecimiento público en Caucasia, que dejó 12 personas heridas.

El ministro Trujillo le pidió al comandante de las Fuerzas Militares y del Ejército que aumenten el pie de fuerza en la subregión antioqueña.

Luego del atentado ocurrido en las últimas horas en el municipio de Caucasia, en el que 12 personas resultaron heridas, el Ministro de Defensa,  Carlos Holmes Trujillo, anunció una serie de medidas para combatir este aumento de la violencia por parte de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia y los Caparros en el Bajo Cauca antioqueño. El jefe de la cartera ordenó el traslado inmediato a esta región del país del comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro, y del comandante del Ejército, general Eduardo Enrique Zapateiro para que se cree un mando conjunto especial de Fuerzas Militares y Policía.

Vea: Desde 2018, Defensoría alertó sobre violencia de grupos armados en Tarazá

Trujillo también ordenó la creación de un nuevo cartel de los más buscados del Bajo Cauca, en el que se anunciarán recompensas por información que permita dar con las sus capturas de los líderes de los frentes de las Agc y los Caparros que opera en la zona.  "Este comando tendrá como responsable a un General de la República, a quien le entregaremos la misión de combatir con todo el rigor y la firmeza a las estructuras criminales del narcotráfico que operan en la zona”, explicó el Ministro. 

Además, dio un parte de tranquilidad a la población de la zona asegurando que todo el pie de fuerza se ha desplazado “para proteger a las comunidades. Estamos copando ya todos los cascos urbanos de las zonas rurales con nuestras fuerzas. La población debe saber que con la presencia y acompañamiento de nuestras fuerzas puede estar más tranquila”. Y añadió que “Vamos a combatir con todas nuestras fuerzas, pero con el apoyo de las comunidades, a estos criminales que quieren sembrar el terror en la región. ”, puntualizó el ministro.

La escalada de violencia

La semana pasada en Tarazá, también Bajo Cauca, siete personas fueron asesinadas por hombres armados. Hoy aún no se conoce con certeza que grupo ilegal está detrás de esa masacre. En diciembre, en la subregión también fue hallado un cuerpo degollado en la rivera del río Nechí, jurisdicción del municipio de El Bagre, el cual para los habitantes de los municipios aledaños, como Tarazá, representó un claro y macabro mensaje del escalamiento de la violencia entre las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (Agc) y los Caparros, dos grupos de origen paramilitar que se disputan el control del los cultivos de coca y la minería ilegal.

La Defensoría del Pueblo ha dicho que en esta zona las Agc y los Caparros tienen acuerdos con enlaces de carteles mexicanos. Las mafias del país norteamericano brindan apoyo económico y el suministro de armas procedentes del mercado negro internacional. Esta confrontación se extiende, según la institución, hacia Medellín, el norte antioqueño y el sur de Córdoba. Según el organismo a cargo de Carlos Alfonso Negret, los Caparros sostienen una alianza con el Cartel de Jalisco Nueva Generación y las Agc con el de Sinaloa, la organización de Ismael el Mayo Zambada y los hijos del Chapo Guzmán.

901393

2020-01-24T18:02:17-05:00

article

2020-01-24T18:02:17-05:00

jescobar_1284

none

Redacción Judicial

Judicial

Por crisis de orden público en Bajo Cauca, Ministerio de Defensa crea comando especial

87

3434

3521