Por haber dejado morir a un preso en la cárcel El Barne, el Estado pidió perdón a su familia

Se trata de un interno que había muerto en enero de 1996. Pese a pedir auxilio, nunca lo recibió y murió en su celda. Estas son las razones por las que el Estado se responsabilizó de su muerte y pidió perdón.

Luego de 24 años, el Estado pide perdón y acepta la responsabilidad en la muerte de Luis Horacio Patiño en cárcel El Barne. Archivo El Espectador.

El 17 de enero de 1996, los reclusos de la cárcel El Barne de Cómbita en Boyacá, pidieron a los guardias del Inpec que Luis Horacio Patiño recibiera atención médica, pues desde su celda pedía auxilio por un fuerte dolor. El llamado fue ignorado. El resultado: un hombre muerto en su propia celda con signos de violencia. Sus familiares sospechaban que los golpes fueron propinados por los guardias de la celda de castigo a la que llegó por un altercado con uno de ellos.

(En contexto: En un acto virtual, Estado colombiano pedirá perdón en el caso de Luis Horacio Patiño)

Luego de 24 años, el Estado colombiano aceptó su responsabilidad por la omisión en el deber de garantizar los derechos a la vida y a la integridad personal en el caso de Luis Horacio Patiño. Este acto de reconocimiento estaba pendiente desde diciembre de 2019, cuando Colombia se comprometió a realizarlo. Camilo Gómez Alzate, director de la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado empezó su intervención diciendo: "Disculpas, reconocemos que fallamos".

El funcionario rechazó los actos y expresó "las más profundas disculpas por todos los daños ocacionados. No se cumplió con el deber de proteger su vida, fallamos en el deber de custodia que llevó a su muerte dentro del centro cárcelario (...) Reconozco la responsabilidad por la omición del estado por garantizar la vida y la integridad personal de Luis Horacio Patiño". 

De esta forma, el Estado colombiano da por cumplida una de las medidas pactadas en la solución amistosa con la familia, en un acuerdo admitido en septiembre de 2017. La secretaria ejecutiva adjunta de peticiones y casos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Marisol Blanchar, señaló que en el 2019, Colombia pactó 19 medidas en el marco de la solución amistosa, de estas ya se han cumplido 11 de ellas.

Así mismo, Alzate dijo que "el perdón ayuda a establecer la confianza en el Estado y constituye un acto de reconciliación" e hizo un llamado para que episodios como el de Patiño no se vuelvan a repetir. 

Los hechos remontan a hace 24 años cuando, según Libardo Preciado Niño, representante de la familia, Patiño habría reclamado la calidad de la comida al recibir raciones en estado de descompacisión. Según el abogado, por esto el hombre fue enviado a los clabosos de castigo. Luego de esto, fue golpeado hasta morir por el personal del Inpec. "El deseo por salvar su vida fracasó en el lugar donde se suponia que deberían cuidar de él", añadió. 

El camino para llegar a este reconocimiento no fue fácil. La Fiscalía archivó dos veces las investigaciones, manifestando que no había sido posible determinar quiénes fueron los guardias o si el recluso se había autolesionado. Ante las negativas en la investigación, los familiares de Patiño acudieron en busca de justicia a la C,IDH donde expusieron el caso en 2007.

Jorge Eliécer Valencia, hermano de Luis Horacio Patiño dijo que "su muerte nos causó un inmenso dolor, todos hemos mantenido la imagen de mi hermano con mucha tristeza".

916292

2020-04-24T11:39:50-05:00

article

2020-04-24T11:57:39-05:00

jescobar_1284

none

Redacción Judicial

Judicial

Por haber dejado morir a un preso en la cárcel El Barne, el Estado pidió perdón a su familia

95

3468

3563