Las razones de la Corte Suprema

¿Por qué seguirá preso el senador “Ñoño” Elías?

El alto tribunal dice que existen varios testimonios que lo comprometen por presuntamente haber recibido sobornos por la multinacional Odebrecht.

El senador Bernardo Elías es uno de los senadores más votados del país.Archivo particular.

En un documento de 140 páginas revelado por Blu Radio, la Corte Suprema sustentó su decisión de otorgarle medida de aseguramiento y seguir investigando al senador del Partido de la U Bernardo el Ñoño Elías. El congresista de Sahagún (Córdoba), señalado de haber recibido sobornos para que se aprobara la adición de la vía Ocaña-Gamarra a la Ruta del Sol II, ha sido mencionado de manera directa por siete implicados en este escándalo de corrupción. Con base en esos testimonios se sustentó que uno de los congresistas más votados del país permanezca recluido en la cárcel La Picota.

(Le podría interesar: Caso Odebrecht llega al Congreso)

Entre ellos se encuentra el del expresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade; los expresidentes de Odebrecht en Colombia Luiz Bueno y Eleuberto Martorelli; el representante legal de esa firma en Colombia, el funcionario de la ANI, Juan Sebastián Correa; el exsenador Otto Nicolás Bula; el presidente de Findeter, Luis Fernando Arboleda, y el representante legal del proyecto Navelena, Jorge Barragán Holguín.

(Lea: Una inédita y reveladora entrevista con el “Ñoño”)

Según la Corte Suprema, el riesgo de que el congresista quede en libertad radica en que éste podría ocultar, destruir o deformar pruebas del caso o simplemente no comparecer en el proceso. El Ñoño, quien es investigado por los delitos de concierto para delinquir, lavado de activos, tráfico de influencias y cohecho, es mencionado como el artífice de hacer presión en el Congreso a la ANI y el Ministerio de Hacienda para que el tramo Ocaña-Gamarra fuera entregado a la firma brasileña directamente. El senador habría realizado estas “vueltas” desde una posición privilegiada en el Congreso: la Comisión Tercera del Senado, la cual está encargada del presupuesto de la nación.

El senador, según el alto tribunal, “censuró el cumplimiento de su rol dentro de la empresa criminal a la que decidió adscribirse, utilizó indebidamente influencias derivadas de su cargo y de su función como congresista, con el propósito de lograr que los funcionarios encargados de la contratación tomaran decisiones que favorecieran a la multinacional Odebrecht”. La Corte señaló que la posición y cercanía de Ñoño Elías al Gobierno le permitía un mayor campo de acción y efectividad a la hora de cumplir sus compromisos con la multinacional.

El testimonio ante la Fiscalía del exsenador Otto Bula, capturado en enero de este año por ser uno de los receptores de los sobornos de Odebrecht, es clave para seguir investigando a Elías, según la propia Corte. Bula aseguró que entre febrero y abril de 2013 se reunió en su casa con Federico Gaviria y el senador, en la que se habrían pactado los porcentajes de los sobornos. “Los brasileños autorizaron un 4 % del valor del contrato así: 2 % para Bernardo Elías y los amigos de las comisiones de presupuesto que él maneja; un 1 % para Federico Gaviria y para mí, o sea un 0,5 % para mí y un 0,5 % para Federico, y un 1 % para otros políticos que estaba manejando Federico”, señaló Bula. 

En el extenso documento revelado por la cadena radial también se relata cómo el senador se habría reunido con el entonces presidente de la ANI, Luis Fernando Andrade, en distintas oportunidades cada vez que se presentaba algún “problema” para que el contrato en cuestión quedara en manos de Odebrecht. Por ejemplo, Juan Sebastián Correa, quien era el enlace entre la ANI y el Congreso, dijo que hubo dos reuniones entre Andrade y Elías, y en una de estas el senador le presentó al entonces presidente de la multinacional, Eleuberto Martorelli, y a unos inversionistas portugueses.