Postobón se pronuncia sobre el fallo en el que aparece mencionado

A propósito de la sentencia del Tribunal Superior de Bogotá en el que le pidió a la Fiscalía revisar si hay investigaciones en curso contra la empresa de refrescos por presuntos nexos con el paramilitarismo.

En el fallo también se pidió investigar a los integrantes del Batallón de Santander B2 por su presunta relación con “paras”. / Foto: Herminso Ruiz.
En el fallo también se pidió investigar a los integrantes del Batallón de Santander B2 por su presunta relación con “paras”. / Foto: Herminso Ruiz.

Desde Medellín, la empresa Postobón rechazó “de la manera más contundente toda asociación entre nuestra empresa y cualquier actividad ilegal”, refiriéndose al fallo que esta mañana profirió el Tribunal Superior de Bogotá, en el que le pidió a la Fiscalía General que le informe si se han abierto investigaciones contra la empresa Postobón por presunta responsabilidad de la compañía en la financiación de grupos paramilitares que delinquían en el departamento del Cesar en los década de los noventa.

La empresa manifestó a través de un comunicado que si ha logrado pervivir por más de 100 años, es por su “estricto cumplimiento de las normas legales vigentes y un código de conducta basado en valores y principios que deben ser cumplidos por todos sus socios de negocios, contratistas de transporte, tenderos, comerciantes y empleados”.

“Postobón no cohonesta ni lo ha hecho en el pasado con ninguna actividad ilegal o inapropiada por parte de ninguno de sus empleados o contratistas”, señaló la empresa en el comunicado. Además, indicó que utilizará todos los recursos dentro de la ley para ejercer su defensa y proteger su buen nombre.

La Sala de Justicia y Paz basó su solicitud en las declaraciones que hicieron dos ex ‘paras’. Se trata del exjefe de finanzas del Frente Héctor Julio Peinado Becerra, Armando Madriaga Picón, y un desmovilizado de esa estructura paramilitar, quienes explicaron cómo fue que la empresa productora de gaseosas y refrescos financió a los “paras” en Cesar.

El jefe financiero del frente que tenía 251 hombres, señaló en versiones libres de Justicia y Paz que los paramilitares presionaban a los comerciantes para que vendieran productos exclusivamente de esta compañía. Según el desmovilizado, por estas acciones de intimidación el frente recibía una comisión de la empresa.

Madriaga Picón incluso especificó la cifra presuntamente Recibida: cerda de $595 millones anuales.

“Esta Sala debe exhortar a la Fiscalía, para que informe a la autoridad de vigilancia si se han adelantado investigaciones para corroborar la participación de la empresa Postobón en la financiación y del gerente de la época. Lo anterior para evidenciar si el aporte fue voluntario u obligatorio, si fue voluntario es necesario conocer el estado de las investigaciones judiciales adelantadas por ocasión de este suceso”, se lee en el fallo.