"Prácticamente el crimen de Jaime Garzón está esclarecido": Fiscalía

Las pruebas recolectadas permiten establecer la participación de miembros de las Fuerzas Militares y paramilitares en la planeación y ejecución del asesinato del periodista.

Jaime Garzón fue asesinado el 13 de agosto de 1999 por orden de Carlos Castaño. / Archivo

La Fiscalía General estableció hace algunos años dos líneas de investigación para aclarar quiénes planearon y ejecutaron el crimen del periodista Jaime Garzón Forero. La primera línea tenía que ver con la responsabilidad de integrantes de la Fuerza Pública en el crimen. La segunda, con la forma como la investigación fue desviada.

El ente investigador asegura que ya identificó a las personas que estuvieron detrás de estos hechos, así como a las que participaron directa e indirectamente en el crimen y los móviles del mismo. (Lea también: El Bloque Capital y el crimen de Jaime Garzón).

Hoy en día, según el director de articulación de Fiscalía Nacionales Especializadas, Iván Lombana, la línea de la participación de la Fuerza Pública ya está esclarecida. Lo que falta ahora por definir es quiénes estuvieron detrás de la estrategia para desviar la investigación y llevar a juicio a personas que nada tuvieron que ver con el asesinato del reconocido humorista político.

La datos recolectados por la Fiscalía le permitieron establecer que tanto en la planeación como en la ejecución del crimen participaron miembros de las Fuerzas Militares y paramilitares también. Esto se ha demostrado en los juicios que se adelantan contra el exsubdirector del DAS, José Miguel Narváez, y el excomandante de inteligencia de la Brigada XIII del Ejército, el coronel (r) Jorge Eliécer Plazas Acevedo.   

“Las líneas investigativas están abiertas, pero yo le puedo afirmar, no temerariamente, sino categóricamente, que prácticamente el asesinato de Jaime Garzón está esclarecido”, precisó Lombana en diálogo con BluRadio, al señalar que la “columna vertebral” del crimen ya está resuelta. Lo que sigue ahora son más judicializaciones formales. 

“Nosotros creemos que la columna vertebral de ese hecho: planeación, ejecución material, móviles, está totalmente esclarecida”, precisó el fiscal. En este caso ya se identificaron a los autores materiales del crimen del periodista, quienes fueron asesinados como parte de la estrategia de desviación de la investigación por parte de las AUC.

Las pruebas recolectadas hasta la fecha han permitido establecer la existencia de un modus operandi para atentar contra la vida de periodistas y defensores de derechos humanos. En estos homicidios habrían participado miembros de la “temida banda La Terraza” de Medellín que se trasladaban a Bogotá para cometer estos crímenes por órdenes de Carlos Castaño Gil.

El máximo comandante de las AUC tomaba las decisiones tras reunirse con un grupo de sus asesores, entre los que se encontraba el exsubdirector del DAS, José Miguel Narváez -procesado por estos hechos en calidad de determinador- y otros miembros de la Fuerza Pública.

La Fiscalía General recibirá en los próximos días la declaración del general (r) Rito Alejo del Río, condenado a 25 años de prisión por el delito de homicidio agravado, por su presunto conocimiento en el plan para atentar contra la vida del periodista a quien acusaban de tener nexos con el ELN y beneficiarse económicamente en la mediación para la liberación de secuestrados.

En la otra línea de investigación se han identificado a funcionarios de la policía judicial y del DAS que habrían participado activamente para desviar la investigación durante años.