Presentan recusación contra magistrado del Consejo de Estado por caso Ricaurte

El alto tribunal deberá resolver este recurso antes de tomar una decisión de fondo en contra de la demanda de nulidad de la elección del actual presidente del Consejo Superior de la Judicatura.

La Sala Plena del Consejo de Estado tendrá que resolver la recusación presentada en contra del magistrado Marco Antonio Velilla en el marco del estudio de la demanda de nulidad radicada contra la elección del actual presidente del Consejo Superior de la Judicatura, Francisco Javier Ricaurte.

En el recurso, radicado por el propio demandando, se establece que el magistrado de la Sección Primera del tribunal de lo contencioso administrativo debía alejarse del estudio, conocimiento y debate de la demanda que indica que Ricaurte no cuenta con los requisitos establecidos.

En este sentido se indica que Velilla fue postulado para la terna de Fiscal General cuando el ahora magistrado de la Judicatura se encontraba en la Corte Suprema de Justicia, tribunal que es el encargado de elegir al jefe del ente investigador. Vale recordar que después de muchas votaciones el togado no fue elegido y la terna fue cambiada.

Se cita además que Velilla presentó una demanda ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca en contra de la Presidencia de la República y la Corte Suprema de Justicia al considerar que se le habían vulnerado sus derechos. (Ver Consejo de Estado tumbaría elección del magistrado Francisco Ricaurte)

Por estos hechos el ahora demandado asegura que “existe un pleito pendiente” por lo que no cuenta con las garantías de un juez imparcial lo que evidentemente representa un motivo para alejarse del caso puesto que se presenta una “ostensible animadversión” por el hecho de que no se avaló su postulación para llegar al cargo de Fiscal General de la Nación.

“Es menester tener en cuenta que si en la presente causa electoral se discute a moralidad y eticidad, que por supuesto, considero, no es cuestionable, en mi designación como magistrado del Consejo Superior de la Judicatura, es apenas razonable que los magistrados estén totalmente desprovistos de cualquier mácula de parcialidad o de suspicacia a la hora de resolver el presente asunto”, indica el recurso en uno de sus apartes.