Pretelt y Palacio, tras las rejas

Los exministros Sabas Pretelt de la Vega y Diego Palacio se entregaron.

Sabas Pretelt de la Vega. Diego Palacio. / Archivo
"Yo no siento rencor por nadie, somos católicos, apostólicos y romanos, si Yidis se equivocó que Dios la perdone". Estas fueron las palabras de Manuel Pretelt, hermano del exministro  Sabas Pretelt de la Vega cuando expresó la tristeza en la que está inmersa su familia por la decisión que tomó la Corte Suprema de Justicia al condenar a su hermano, así como al exministro Diego Palacio y al exsecretario general de la presidencia, Alberto Velásquez,  por la compraventa de la reelección uribista. 
 
Los exministros Sabas Pretelt y Diego Palacio ya están tras las rejas. Ambos se entregaron a las autoridades el pasado miércoles y ya duermen en los calabozos del búnker de la Fiscalí a . El abogado defensor de Pretelt, Álvaro Enrique Agudelo, solicitó que su cliente sea recluido en una guarnición militar para pagar los 80 meses a los que fue condenado junto a Palacio. Ayer al mediodía Pretelt llegó al aeropuerto El Dorado de Bogotá, luego de entregarse al CTI de   la Fiscalía de Cartagena. Desde que conoció la noticia del fallo condenatorio anunció que daría la cara y que, a pesar de tener serios reparos contra la decisión cumpliría con las determinaciones de los magistrados. Lo mismo hizo Palacio, quien el  miércoles, a pocas horas de enterarse de la noticia, le pidió al ente investigador que fueran hasta su casa, al norte de Bogotá, para ponerse a su disposición.    
 
Por su parte, el exsecretario de Presidencia Alberto Velásquez, el tercer condenado del gobierno de Álvaro Uribe por yidispolítica, anunció que a pesar de estar en Estados Unidos presenciando el nacimiento de su nieto, regresará al país para pagar su pena de 60 meses de prisión.
 
Pretelt y Palacio están por el momento  en los calabozos del búnker de la Fiscalía,   lugar donde también está presa otra de las fichas claves de la era Uribe: María del Pilar Hurtado, la exdirectora del DAS. Hoy estaba prevista la lectura de su fallo, en el que se diría cuántos años de prisión tendría que pagar, junto con Bernardo Moreno —principal escudero del expresidente—, por el espionaje que se gestó desde el extinto organismo de inteligencia contra opositores políticos, magistrados y Yidis Medina, el talón de aquiles del ajedrez de Uribe. La audiencia quedó aplazada para el próximo 21 de abril.
 
La investigación contra Velásquez, Pretelt y Palacio, a pesar de que se habían compulsado copias en junio de 2008 para que la Fiscalía los investigara, solo prendió motores en 2011, cuando la entonces fiscal general Viviane Morales reabrió el expediente.
 
Yidis  Medina, también se pronunció y dijo que el epílogo del proceso sería la condena contra el expresidente Uribe, quien anunció que acudiría a comunidades internacionales por la injusta sentencia contra sus tres escuderos.