Primer cara a cara entre Zuluaga y la Fiscalía

Óscar Iván Zuluaga cumplió con su cita en la Fiscalía. A la salida aseguró que su campaña fue infiltrada y que es falso el video en el que sale junto al ‘hacker’ Andrés Sepúlveda.

El jefe del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, saludó alrededor de 400 personas que lo acompañaron en un plantón al frente de la Fiscalía. / Gustavo Torrijos

“¡Queremos democracia! ¡Queremos democracia! (…) Zuluaga, amigo, el pueblo está contigo (…) Sí señor, esos son los que venden la nación (…) Abajo el fiscal Montealegre, abajo (…) Abajo el vicefascista, abajo (…) Abajo las Farc, abajo (…) Abajo el narcoterrorismo, abajo (…) Abajo el comunismo, abajo (…) Abajo los hermanos Castro, abajo (…) ¡Que viva Uribe! (…) ¡Qué viva el Centro Democrático! (…) y ¡Les faltan güevas a los generales!” eran algunas de las arengas que gritaban alrededor de 400 personas a las afueras del búnker de la Fiscalía. Todos esperaban el ingreso del director del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, quien rindió durante cinco horas interrogatorio por el caso del hacker Andrés Sepúlveda.

Según logró conocer este diario, durante el interrogatorio el abogado Jaime Granados no permitió que a Zuluaga le preguntaran por el polémico video en el que aparecía junto a Sepúlveda hablando de información de inteligencia y de los diálogos de paz. La razón: Granados señaló que el excandidato presidencial no ha podido analizar la veracidad del contenido de la grabación, ya que según ellos fue editado y desde hace seis meses han solicitado que se lo muestren. El resto de la diligencia se desarrolló sin contratiempos. Zuluaga respondió a los cuestionamientos que cuatro fiscales y seis investigadores le hicieron sobre los nexos con el hacker, las actividades que éste realizó en el interior de su campaña, las cuentas y si se dieron órdenes directas para atacar e infiltrar el proceso de paz.

A la salida del interrogatorio Óscar Iván Zuluaga leyó un comunicado, en el que comenzó agradeciendo el apoyo de siete millones de personas durante las elecciones presidenciales y manifestando que siempre ha actuado con “prudencia y respeto por las instituciones”. Agregó que siempre ha guardado silencio sobre las investigaciones de la Fiscalía, que las personas que dirigen la institución “no han dado garantías y han actuado con interés político y mediático. Es muy preocupante que tanta información reservada, supuestamente relacionada con un caso de “seguridad nacional”, se filtre permanentemente a los medios de comunicación, vulnerando así nuestro derecho a la defensa y buen nombre”.

El excandidato presidencial, con megáfono en mano y ante el plantón, arremetió contra la Fiscalía y sostuvo que están tranquilos porque sus actuaciones está ajustadas a la ley y que las acusaciones son fundadas en cuestionables procedimientos y evidencias. En cuanto al polémico video, Zuluaga Ratificó que es “ilegítimo” y que ha sido manipulado. “Cuando la revista Semana lo publicó diciendo que se trataba de un original no editado, en realidad era un video con voces superpuestas para deliberadamente cambiar su real contenido. Es cierto que estuve en esa reunión; es cierto que aparezco en el video. Pero no son ciertas las cosas que en él se oyen. Sigo a la espera de que se reconozca mi condición de víctima en este proceso y que la Fiscalía nos haga entrega del video original”.

En cuanto a la polémica que generaron las cuentas de la campaña y los pagos a Sepúlveda, Zuluaga dijo que el Fondo Nacional de Financiación Política ha certificado la transparencia de los registros financieros y que su hijo David Zuluaga, quien fue gerente de la campaña, daría todas las explicaciones de su interrogatorio que se realizará el 5 y 6 de febrero en el consulado de Nueva York. Otro de los puntos que tocó fue la supuesta infiltración a su campaña y que la persona que grabó “ilegalmente” el video con el hacker “ha reconocido públicamente que sus grabaciones fueron coordinadas con la Fiscalía”.

Finalmente, terminó lanzando dardos al fiscal general, Eduardo Montealegre, por hacer “justicia por los medios de comunicación (…) que nos investigue a nosotros, pero que también investigue con seriedad sobre los US$12 millones presuntamente pagados a asesores del presidente Santos; que investigue con efectividad a los relacionado con el escándalo de Saludcoop; que investigue al abogado Londoño Zabala por el magnicidio de Álvaro Gómez Hurtado (…) Todos queremos que el fiscal cumpla con su deber, pero que lo cumpla con imparcialidad y sin espectáculos mediáticos”.

Al margen del interrogatorio, del plantón del Centro Democrático al frente del búnker —personas de diferentes regiones del país llegaban en buses y con pancartas— y de las agresiones a periodistas que fueron rechazadas por el mismo partido político, ya se dio el primer cara a cara entre el uribismo y la Fiscalía por el caso hacker. Mientras el ente investigador advierte por todos los medios que existen garantías, Zuluaga repitió el discurso que durante los últimos meses ha utilizado desde su partido: “Si algo tenemos claro ahora es que el objetivo de esta persecución es que en Colombia no haya oposición”.