Primer condenado por violar la cuarentena por el COVID-19

Noticias destacadas de Judicial

Se trata de una persona que fue sorprendida mientras robaba una panadería en Bello, Antioquia. Tendrá que pagar una pena de 27 meses por el intento de hurto y 6 meses por haber quebrantado las medidas sanitarias.

La rigurosa cuarentena de los primeros meses hizo que más de un centenar de personas fueran procesadas por la Fiscalía debido a que habían incumplido la restricción. En ese grupo estaba Libardo Antonio Sallas Anaya, que se convirtió este sábado en la primera persona en ser condenada por haber violado la cuarentena.

Sallas Anaya fue capturado el pasado de 19 de abril en Bello, Antioquia. Este fue sorprendido cuando intentaba entrar por el techo de una panadería del barrio Central. De acuerdo con el ente acusador, la intención del procesado era robar el local comercial, uno de los pocos que para esa época funcionaba.

Además de encontrarlo responsable del intento de hurto a la panadería, la Fiscalía consideró que Libardo Antonio Sallas debía ser procesado por el delito de violación de medidas sanitarias. Esto último debido a que el presunto ladrón había sido encontrado fuera de su residencia justo cuando las medidas de la cuarentena estaban en su fase más férrea y no permitía la libre circulación de las personas a menos de que estuvieran amparadas por alguna de las limitadas excepciones.

El procesado llegó a un preacuerdo con la Fiscalía, que fue avalado hoy por el juzgado Segundo Penal de Bello, por lo que fue simplemente procesados por los delitos de cómplice de tentativa de hurto calificado y agravado y violación de medidas sanitarias. Por estos dos delitos, Sallas tendrá que pagar una pena de 33 meses de prisión -27 meses por el primer cargo y 6 meses más por violar la cuarentena-.

Con la sentencia proferida este sábado, Libardo Antonio Sallas Anaya se convirtió en el primer condenado por haber quebrantado la cuarentena. Tan solo este viernes, la Fiscalía imputó cargos contra dos patrulleros de la Policía que habrían violado la medida sanitaria. Los uniformados dieron positivo para COVID-19 y se les ordenó cuarentena, pero el pasado 26 de junio fueron encontrados departiendo a las afueras de la estación de Lloró, Chocó.

En abril fue el mes de más actividad de la Fiscalía frente a la judicialización de infractores de la cuarentena. Cerca de 188 investigaciones fueron adelantadas por el ente acusador por posible violación de la cuarentena y propagación de la epidemia. Varios de estos casos llegaron a la imputación, donde un juez de garantías decretó prisión domiciliaria preventiva mientras se desarrollaba el proceso.

Uno de los casos emblemáticos para ese momento fue el de la alcaldesa capitalina, Claudia López, que fue captada en cámaras mercando junto con su esposa, la senadora Angélica Lozano. En ese momento solo se permitía que una persona por familia saliera para comprar víveres, por lo que la pareja habría violado la cuarentena. Mientras la Fiscalía anunció pesquisas para ver si abría investigación contra Claudia López, la Corte Suprema desestimó armar un proceso en contra de la congresista y todo se solucionó con el pago de una multa.

Comparte en redes: