Primera condena por corrupción en contratación en Juegos Nacionales

Un Juzgado de Ibagué profirió la primera condena por uno de los escándalos de corrupción más desastrosos que ha visto la capital: la construcción de los 12 escenarios deportivos en los cuales se iban a realizar las justas de 2015.

Amaury Elías Blanquicet Pretell, primer condenado por corrupción en contratos de Juegos Nacionales. / Archivo particular
Amaury Elías Blanquicet Pretell, primer condenado por corrupción en contratos de Juegos Nacionales. / Archivo particular

El Juzgado Segundo Especializado de Ibagué (Tolima) condenó a seis años de prisión a Amaury Elías Blanquicet Pretell, quien habría recibido una coima de $3.000 millones para beneficiar a la empresa española Typsa con el contrato 237 de noviembre de 2013, por $11.500 millones, que se destinó para la realización de los estudios y diseños de los escenarios deportivos.

Blanquicet Pretell, quien se acogió a sentencia anticipada, le contó a la Fiscalía la forma como recibió y lavó el dinero que terminaría en manos de Orlando Arciniegas Lagos, exasesor externo de la Alcaldía de Ibagué.

El ente investigador logró establecer que la multinacional constructora Typsa les transfirió $3.000 millones a AdminAutos EU y Asesores SPD S.A.S., dos empresas en las que Amaury Elías Blanquicet fungía como representante legal. Desde allí, Blanquicet transfirió el dinero a las arcas del exasesor de la Alcaldía, quien habría comprado dos apartamentos en Bogotá con las coimas recibidas.

Además de su tiempo en prisión, Blanquicet deberá pagar una multa de $232 millones y deberá seguir colaborando con la justicia para desenmarañar el entramado de corrupción que se gestó alrededor de la construcción de los escenarios deportivos. Es más, la Fiscalía informó que esta misma semana vinculará otras cuatro personas a las investigaciones que adelantan los fiscales de la Unidad Anticorrupción por los siete contratos que se firmaron y que, en total, ascienden a los $138.000 millones.

Si bien esta es la primera condena que se produce por las irregularidades en la contratación de los Juegos Nacionales, las investigaciones para dar con todos los responsables del desfalco apenas arrancan. A Gloria Inés Martínez, presunta testaferro de Amaury Elías Blanquicet, le imputaron los delitos de lavado de activos.

Por su parte, Arciniegas Lagos, quien era el responsable del proceso precontractual y contractual de estudios y diseños de los escenarios y seleccionaría al contratista que los construiría, fue capturado a mediados de junio pasado, tras fugarse de Ibagué una vez se destapó el escándalo.

Además, Wílmer Manchola Cano, quien habría sido el puente entre Arciniegas Lagos y la constructora Typsa, fue imputado por los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos, peculado por apropiación en favor de terceros, lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

“Esta investigación tiene todo el control, dedicación y compromiso en la Fiscalía dentro de la política de ‘bolsillos de cristal’”, señaló Luis González, director de Fiscalías Seccionales y Seguridad Ciudadana.

González añadió que ya arrancaron las indagaciones para identificar las presuntas irregularidades que se presentaron en el segundo contrato celebrado para la construcción de infraestructura de los fallidos Juegos Nacionales 2015.

Temas relacionados