¿Cómo hacer para que el mandato anticorrupción no quede en el aire?

hace 49 mins

Primera demanda ante la Corte Constitucional en contra de la Reforma Tributaria

El Polo Democrático radicará una acción argumentando que afecta directamente la canasta familiar.

El Polo Democrático radicará ante la Corte Constitucional una demanda en contra de la Reforma Tributaria avalada en el Congreso de la República. El senador Alexander López Maya explicó que en la acción se manifestará que con lo aprobado se están afectando los derechos fundamentales de los colombianos de bajos recursos.

“Grava a los alimentos, neveras, motos, papel higiénico y hasta las toallas higiénicas”, precisó el congresista. En este sentido advirtió que esta reforma “afecta de forma desproporcionada onerosa y antijurídica los principios de progresividad, la eficiencia y la equidad consagrados en el artículo 363 de la Constitución para el sistema tributario”.

López Maya aseguró que se sustentará que la Reforma es inconstitucional puesto que el aumento del IVA afecta directamente la canasta familiar “al colocarle el IVA del 5% a alimentos de primera necesidad como el aceite de cocina, la vivienda, los arriendos, las mesadas, las remesas, el transporte, las motocicletas, los alimentos, los combustibles, los teléfonos celulares, el internet, las gaseosas, la cerveza, el chocolate, la harina”.

Estas medidas afectan a los asalariados que devengan salarios hasta de 2.7 millones de pesos, “ampliado la población de empleados sometidos a declaración de renta que tenía el tope de contribución de 3.4 millones de pesos de ingresos mensuales. También incrementa el número de contribuyentes en el Régimen Simplificado”. (Ver Por fin se destapó la reforma tributaria)

“En síntesis, se mantienen y amplían los privilegios del gran capital, se reducen en 10% el impuesto a la renta y la ganancia de los grandes industriales al tanto que se castiga a la pequeña y mediana empresa, se protege y favorece a los inversionistas, los grandes hoteleros, importadores, constructores, banqueros, contratistas del Estado, especuladores financieros y a las grandes transnacionales que controlan los recursos naturales estratégicos”, precisó.

Agregó que se “mantiene y amplia los privilegios del gran capital, se reducen en 10% el impuesto a la renta y la ganancia de los grandes industriales al tanto que se castiga la pequeña y mediana empresa, se protege y favorece a los inversionistas, los grandes hoteleros, importadores, constructores, banqueros, contratistas del Estado, especuladores financieros y grandes trasnacionales”.