Principio de oportunidad para directivas de InterBolsa no implica impunidad: Fiscalía

La fiscal del caso aseguró que no se descarta que el nuevo fiscal revise el acuerdo firmado con Tomás Jaramillo y Juan Carlos Ortiz.

La fiscal delegada ante la Corte Suprema, Alexandra Ladino justificó la necesidad del principio de oportunidad firmado con los directivos del Fondo Premium de InterBolsa, Tomás Jaramillo, Juan Carlos Ortiz y Ricardo Martínez. Para la representante del ente investigador el acuerdo firmado hace cuatro meses es fundamental en el proceso penal que se adelanta por los hechos que rodearon el descalabro bursátil de la comisionista de bolsa en diciembre de 2014.

En este sentido aseguró que el acuerdo firmado “no implica impunidad” puesto que Jaramillo, Ortiz y Martínez colaborarán con la entrega de información clave en este complejo proceso. Además serán testigos de cargo en las investigaciones y juicios que se adelantan contra las personas que adelantaron actividades ilegales en la que era considerada la mayor comisionista de bolsa del país. 

Pese a los cuestionamientos que ha recibido el acuerdo por parte de los representantes de víctimas acreditadas la fiscal aseguró que van a insistir en su presentación ante un juez de garantías para que se le dé el respectivo aval. “No hemos considerado que este principio implique impunidad para el proceso de InterBolsa. Se ha venido haciendo un trabajo muy serio, muy importante con el fin de acreditar la ocurrencia de los hechos”. 

Ladino aseguró que en estos momentos el principio podría ser revisado por el nuevo fiscal General, Néstor Humberto Martínez. Hace cuatro meses el entonces fiscal General, Eduardo Montealegre le dio el visto bueno, sin embargo hace poco el jefe del ente investigador encargado, Jorge Fernando Perdomo solicitó el acuerdo para hacer una revisión.

La fiscal recordó que el principio avalado reviste de una gran importancia puesto que Ortiz, Jaramillo y Martínez debido a la relevancia de los datos que van a entregar. “A la Fiscalía lo único que le importa es que se haga justicia, que se cumpla con el derecho de las víctimas y esto implica además del derecho a la reparación, el derecho a la verdad”.

“Los señores Tomás Jaramillo y Juan Carlos Ortiz como accionistas de los fondos en Curazao, como directores y los socios con derecho a voto de las sociedades en el extranjero, en paraísos fiscales donde no se consiguió la información, donde precisamente por esa entidad de paraísos fiscales no nos entregaron ninguna documentación para acreditar la documentación la existencia de las sociedades”, explicó,

Para la fiscal del caso “la información que ellos nos dan nos permite obtener en Colombia toda la documentación como se desarrollaron las actividades en el exterior, como participaron en las acciones en las Bahamas, Panamá, Islas Vírgenes Británicas, en ese complejo entramado societario que les permitió adelantar actividades punibles”.

Ladino explicó que la negociación con los procesados se hizo por la calidad de la información que se brinda para esclarecer varios puntos como la estructura societaria que se usó para cometer varios delitos. Ortiz y Jaramillo, ante esto, deberán entregar información sobre la participación de todas las personas que hicieron parte de ese fraude.

Así como datos sobre la forma en cómo se daban las directrices desde Colombia para el desvío de la información financiera y contable. “Se busca establecer dónde están los dineros del Fondo, qué pasó en Curazao, y la participación de Erik Andersen (director del Fondo Premium en Curazao)”.

Ortiz, Jaramillo y Martínez ya aceptaron su responsabilidad en los delitos de estafa agravada, manipulación fraudulenta de especies y concierto para delinquir. El próximo 21 de julio se conocerá el monto de la condena en contra de los procesados que actualmente se encuentran privados de su libertad en la cárcel La Picota.

Después de esto se iniciará el incidente de reparación. La Fiscalía General agregó que hasta el momento no se ha reintegrado el dinero pese a las solicitudes del agente liquidador.