A prisión concejal por intento de asesinato de líder indígena

El concejal y otro hombre son señalados de disparar en repetidas ocasiones contra una camioneta en la que se movilizaba Rogelio Mejía. El vehículo en el que se desplazaba sufrió 40 impactos.

Un juez envió a prisión a un concejal y a otro hombre, acusados de intentar asesinar en 2012 a uno de los más importantes líderes indígenas del norte del país, informaron fuentes judiciales.

El concejal Saúl Barrientos Ortiz, del municipio de Pueblo Bello (Cesar) y Ricardo Antonio Pérez fueron capturados el lunes pasado en una vía de esa localidad porque están sindicados de intento de asesinato de Rogelio Mejía Izquierdo, informó la Fiscalía en un comunicado.

Mejía es uno de los principales líderes de los indígenas arhuacos, que habitan la Sierra Nevada de Santa Marta.

"Los dos capturados son señalados de disparar en repetidas ocasiones contra una camioneta en la que se movilizaba el líder indígena Mejía, quien resultó herido" en el ataque ocurrido en noviembre de 2012, agrega la Fiscalía.

En el vehículo iban otras personas, algunas de ellas extranjeras que viajan desde el asentamiento indígena de Nabusímake hacia la ciudad de Valledupar.

Mejía, entonces gobernador del cabildo indígena arhuaco, recibió un disparo pero la bala atravesó el sombrero en forma de cono que forma parte de la vestimenta tradicional de su pueblo y le causó solo una rozadura, pero el vehículo todoterreno en el que se desplazaba sufrió 40 impactos.

Los arhaucos habitan la Sierra Nevada de Santa Marta al igual que los koguis, kankuamos y wiwas, y todos ellos han afrontado la presión de guerrilleros, paramilitares y narcotraficantes, así como de colonos.  

Temas relacionados