Prisión domiciliaria para exsustanciador de la Procuraduría investigado por corrupción

Noticias destacadas de Judicial

La jueza 36 de garantías de Bogotá decidió que Jesús Alejandro Garzón quede detenido de manera preventiva en casa, mientas avanza su investigación por supuestamente ofrecer favorecimientos judiciales en la Procuraduría.

Las únicas imágenes que existen del proceso penal de Jesús Alejandro Garzón, de 56 años, corresponden al día de su captura en un apartamento del norte de Bogotá, el pasado 22 de enero. Aquella vez, la Fiscalía registró al sospechoso de haber cometido concusión -cuando un funcionario público exige dinero para actuar en función de su cargo- con asistencia respiratoria, pues sufre de una afección pulmonar. De acuerdo con la jueza 36 de garantías de Bogotá, esa es una de las razones para que cumpla con medida de aseguramiento en casa mientras avanza su proceso.

En contexto: Los detalles de la investigación a un exfuncionario de la Procuraduría por supuesta corrupción.

Jesús Alejandro Garzón fue imputado ante la misma jueza el pasado 25 de enero, pues en su función como sustanciador, dando tramite y solución a procesos en la Procuraduría, le habría exigido $300 millones al senador Richard Aguilar para ayudarlo en un expediente disciplinario. Aunque Garzón se declaró inocente, la jueza de garantías decidió que representa un peligro para la sociedad y debe ser privado de su libertad, sin embargo, explicó que tal medida de aseguramiento debe atenuarse por su condición de salud.

“El mayor reto en la actualidad para la humanidad es el COVID-19. No se compadece que en las infrahumanas condiciones del imputado pueda someterse a estar intramuros como consecuencia de la política criminal del Estado en querer resocializar al sujeto activo del delito. Por ende, es justo y necesario que la medida de aseguramiento se cumpla en su lugar de residencia, al cuidado de su familia, no exponiendo su integridad en la prisión”, explicó la Jueza 36 de garantías.

Asimismo, la jueza hizo un fuerte llamado a las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), pues en su concepto las cárceles no son rehabilitadoras sino “secuelas del crimen”. Incluso, dio a entender que Jesús Alejandro Garzón podría caer en otros delitos dentro de la cárcel. “En sus interiores se trafican armas, narcóticos, celulares, corrupción. Sus instalaciones no son adecuadas, hay hacinamiento, no hay posibilidad de trabajar o redimir pena”, explicó durante la audiencia.

Así las cosas, Jesús Alejandro Garzón deberá permanecer privado de su libertad en la vivienda que le indicó a la jueza como su domicilio, mientras se resuelve si la Fiscalía lo acusa por concusión o cierra el caso. Por su parte, este diario supo que el ente investigador le sigue la pista desde 2019, cuando la procuradora auxiliar para Asuntos Disciplinarios, Nasly Teresa Hoyos, entregó toda la información que conoció luego de una investigación interna contra el procesado.

Lea también: Abogado de Richard Aguilar, clave en caso de exsustanciador de la Procuraduría capturado.

¿Cuál es la génesis del caso? Unos chats que el abogado del senador Richard Aguilar allegó a la Procuraduría a finales de 2019. En tales conversaciones, Jesús Alejandro Garzón le habría exigido una fuerte suma de dinero para darle feliz termino a un proceso que Aguilar tenía por la supuesta contratación ilegal de servicios de vigilancia, cuando fue gobernador de Santander en el periodo 2012-2015. En su momento, el actual senador de Cambio Radical fue multado con $40 millones.

Durante la audiencia de imputación contra el exfuncionario de 56 años, la Fiscalía estableció que habría recibido ayuda de su hermana Aura Matilde Garzón -abogada- , con quien le habrían exigido dinero al mayor Manuel Alejandro Rondón. De acuerdo con las investigaciones, el uniformado recién salía de un proceso disciplinario en la Procuraduría y solicitaba recuperar “los saberes prestacionales dejados de percibir durante el tiempo que estuvo sancionado del cargo”, por incumplimientos en su función policial. Los hermanos se habrían presentado como la solución, uno tramitando el proceso en el Ministerio Público y la otra redactando las peticiones como profesional del Derecho.

::Conozca aquí otra de las investigaciones que se tienen en curso contra el senador Richard Aguilar::

Comparte en redes: