Procesado por homicidio del dueño de Surtifruver pide pista en la JEP

Mauricio Parra Rodríguez, quien es juzgado por el crimen de Alfonso Orjuela, presentó la petición para que la Jurisdicción Especial para la Paz sea la que lleve su caso.

A Mauricio Parra Rodríguez lo acusa la justicia por su presunta responsabilidad en el asesinato de Alonso Orjuela dueño de Surtifruver, perpetrado el 20 de octubre de 2016.Archivo El Espectador

Mauricio Parra Rodríguez, acusado por la justicia colombiana de tener supuestamente responsabilidad en el asesinato de Alonso Orjuela dueño de Surtifruver, ocurrido 20 de octubre de 2016, pidió acogerse a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Parra Rodríguez, quien se encuentra recluido en la Cárcel La Modelo de Bogotá, hizo la manifestación a través de su abogado este miércoles en audiencia preparatoria de juicio luego de ratificar que no aceptará los cargos imputados por la Fiscalía.

La petición que Parra Rodríguez dirigió ante el juzgado que lleva su caso, argumenta que la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas debe ser la encargada de definir si este crimen tiene relación con el conflicto o no. También señala que esa sala sería la encargada de conceder un juicio ante el Tribunal de Paz.  El abogado de Parra inisitió en que la Fiscalía no tienen pruebas que lo vinculen con el homicidio.

(Lea: Supuesto autor del crimen del dueño de Surtifruver también habría lavado dinero de las Farc)

“La Fiscalía debe manejar en su espíritu de acusación, probabilidad de verdad. Y eso significa pruebas, no significa posibilidad. Y aquí la Fiscalía maneja varias hipótesis. Aquí hay una presunción de inocencia que se está irrespetado. Hay que respetar el debido proceso”, señaló el defensor en la diligencia.

La Fiscalía aseguró en septiembre de 2017 que Parra Rodríguez podría ser testaferro de las Farc e identificó 65 bienes con objeto de extinción del dominio que le pertenecerían. Parra, también conocidos con los alias de Quesero, Opita o El gusta, sería uno de los principales testaferros del Bloque Sur y la columna Teófilo Forero de las Farc.

(Le puede interesar: Comenzó juicio contra esposa de dueño de Surtifruver)

Según las investigaciones, Parra Rodríguez habría legalizado, durante quince años, sumas de dinero para la guerrilla. Esto le habría permitido ganar status de empresario prestante, mantener contacto con diversas personalidades del país y adquirir bienes lujosos. En contraposición, la defensa de Parra Rodríguez siempre ha negado sus nexos con las Farc.  

Sin embargo, estas acusaciones no son las primeras que la justicia colombiana le hace alias Quesero. Mauricio Parra Rodríguez fue capturado en noviembre de 2003, en la vía que de Honda y condenado a 16 años de prisión por transportar 86 kilogramos de estupefacientes. Luego, en septiembre de 2010, la justicia lo benefició con la libertad condicional.

La Fiscalía dijo en su momento que, tras quedar libre, Parra habría retomado sus nexos con las Farc y “construyó un capital desproporcionado que poseía a través de sociedades, establecimientos comerciales y otros bienes que habrían servido para blanquear dineros y que hoy son objeto de extinción de dominio”.