'Proceso contra oficiales por magnicidio de Galán es un falso positivo judicial'

La defensa del mayor (r) Luis Felipe Montilla aseguró que en el juicio contra su cliente se han presentado testigos que han faltado a la verdad.

Luis Carlos GalánArchivo El Espectador

El abogado Jairo Enrique Herrera Pérez, quien defiende los intereses del mayor (r) Luis Felipe Montilla Barbosa calificó el proceso contra su cliente por el magnicidio de Luis Carlos Galán Sarmiento como “un falso positivo peor que lo que pasó con (Alberto) Júbiz Hazbum”.

El jurista reseñó que en el proceso que acaba de iniciar demostrará que el oficial, quien para la época de los hechos fungía como comandante de la Policía de Soacha, es inocente y no tuvo relación con el “plan criminal” que acabó con la vida del precandidato presidencial.

En este sentido aseguró que cuenta con las pruebas para demostrar que el mayor solicitó aumento de la fuerza pública y unidades contraguerrilla para la plaza de Soacha (Cundinamarca) para el evento que se iba a adelantar el 18 de agosto de 1989. Sin embargo sus superiores no atendieron este requerimiento.

Ante esto, para el evento, que iba a contar con la presencia del que se consideraba el hombre más amenazado del país, solamente contaba con 50 hombres en una plaza totalmente llena con 10.000 asistentes. Para demostrar la inocencia de su cliente presentará actas y testimonios que revelarán las solicitudes que hizo Montilla Barbosa para aumentar la seguridad y protección del evento.

Igualmente señaló que en la investigación que adelantó la Fiscalía General en contra del mayor en retiro y el coronel (r) Manuel Antonio González existen testimonios falaces y contradictorios, hecho por el cual presentará una denuncia en contra de los mismos por afectar el curso de la indagación.

“Lo único que queremos aportar en este juicio es la verdad. Colombia tiene derecho a saber qué pasó esa noche en Soacha”, precisó el abogado al manifestar que los primeros testigos han dado pistas sobre una falsedad en las contradicciones sobre el ataque que sufrió el precandidato presidencial y los hechos posteriores.

El juicio contra los dos oficiales se reanudará el próximo 24 de febrero puesto que fue imposible contactar a unos testigos citados por la defensa de los procesados.