Proceso de “Jesús Santrich” en corte de Nueva York ya tiene jueza designada

Valerie Caproni, la funcionaria asignada para estudiar el caso más sensible que haya surgido desde la firma del Acuerdo de Paz, fue asesora del FBI. Es jueza desde 2013.

La jueza Valerie Caproni tendrá en su despacho el caso de "Jesús Santrich".Foto tomada de www.law.com / Óscar Pérez - El Espectador

El proceso contra Jesús Santrich, Marlon Marín, Armando Gómez España y Fabio Younes por narcotráfico que se abrió en Estados Unidos ya tiene jueza designada. Se trata de Valerie Caproni, una funcionaria que asumió ese cargo en la Corte del Distrito Sur de Nueva York el 2 de diciembre tras ser nombrada por el entonces presidente Barack Obama.

Caproni, quien creció en el estado sureño de Georgia, se graduó de pregrado de la Universidad de Tulane, la cual está ubicada en New Orleans, y su tesis obtuvo la máxima distinción de Magna Cum Laude. En la Escuela de Derecho de la Universidad de Georgia hizo su doctorado en Derecho, donde fue reconocida con un Summa Cum Laude.

(Vea: El audio que comprueba que a "Santrich" lo alertaron sobre su captura)

Para llegar a ser juez federal, Caproni tuvo que ser postulada ante el Congreso de Estados Unidos. “Por favor, explique cuál es el temperamento apropiado de un juez”, le preguntó el senador Chuck Grassley. “Un juez necesita ser paciente y respetuoso con las partes y los abogados mientras mantiene el control del juzgado. Un juez necesita ser decisivo y capaz de estar enfocado en los asuntos claves de cada caso. Creo que poseo esas habilidades”, respondió ella.

En esa audiencia, a Caproni le hicieron también varias preguntas sobre el FBI, entidad en la que ella fue nombrada asesora general por su director, Robert Mueller, en 2003. Dos puntos claves marcaron su paso por la entidad de inteligencia: el escándalo de las “cartas exigentes” para obtener acceso a registros de llamadas telefónicas, en la época en que la llamada guerra contra el terrorismo apenas empezaba. El Departamento de Justicia admitió que fue un error.

(Le puede interesar: Nos están empujando por el abismo de un acuerdo de paz fallido: Santrich)

El segundo punto, del cual salió mejor librada, fue Guantánamo. Como asesora general del FBI, Caproni trabajó para evitar limitar la participación de agentes de ese organismo cuando otras agencias ejecutaran las llamadas “técnicas de interrogación mejoradas”, un eufemismo para referirse a los métodos de tortura que funcionarios estadounidenses aplicaron en varios países del mundo después del ataque a las Torres Gemelas.

Caproni, de 63 años, tiene una larga trayectoria en el mundo de la justicia. Comenzó como asistente legal; ejerció como litigante en Nueva York; fue asistente de fiscal para el Distrito Este de Nueva York, jefe de la Unidad Especial de Investigaciones, jefe de la Unidad contra el Crimen Organizado y jefe de la División Criminal de la Fiscalía. Fue directora regional de la Comisión Nacional del Mercado de Valores y, en 2013, se hizo jueza.

En el Senado consiguió 73 votos en favor y 24 congresistas se opusieron a su nombramiento. Esa cantidad de sufragios fue suficiente para confirmarla en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, donde ahora tiene en sus manos un proceso de delicadas ramificaciones políticas para Colombia, como lo es la extradición de Jesús Santrich.

(Lea: Timochenko define caso Santrich como una parafernalia para deslegitimar a la FARC)