Procurador General pide que los guerrilleros de las Farc entreguen las armas

El jefe del Ministerio Público manifestó que el Gobierno debe fijar unos mínimos antes de la reanudación del proceso de paz.

El procurador General, Alejandro Ordóñez Maldonado manifestó la necesidad de que la guerrilla de las Farc entreguen las armas como requisito indispensable para reanudar las conversaciones que se adelantan con el Gobierno en La Habana (Cuba) en procura de lograr el fin del conflicto armado colombiano.

A lo largo de su intervención en la Universidad de Harvard (Estados Unidos) el jefe del Ministerio Público reiteró la necesidad de que el Gobierno imponga unos requisitos mínimos indispensables para continuar con los llamados diálogos de paz que ya cumplieron dos años.

En este sentido aseguró que deben existir por los menos tres requisitos esenciales como disolver el “aparato criminal” de las Farc, que acepten su condición de victimarios y que reconozcan los derechos de sus víctimas durante el conflicto armado interno que cumple cincuenta años.

“Nadie en Colombia objeta el esfuerzo del Gobierno para lograr la paz, pero se deben definir unos mínimos”, precisó Ordóñez Maldonado en el evento en el que participantes miembros de académica de esa prestigiosa Universidad, quienes al final le expresaron algunos interrogantes frente a su posición en este tema.

Ante los cuestionamientos, el Procurador General manifestó que en los últimos meses se ha anulado la expresión “enemigos de la paz” de la jerga política y social en Colombia, para ser remplaza por una crítica que intenta que ser constructiva para así afianzar los acuerdos que allí se han firmado.

"Una paz con la impunidad que pretenden las Farc es una paz mal hecha", señaló Ordóñez Maldonado al manifestar que se pueden buscar penas alternativas para los máximos comandantes de dicho grupo guerrillero, “incluso que paguen en otros países con supervisión de la CPI”.

Nuevamente rechazó la propuesta del fiscal General, Eduardo Montealegre para que los guerrilleros paguen con trabajo social sus penas. “Eso es impunidad, es una paz no sostenible”. En este punto aseguró que los acuerdos que se firmen entre las dos partes no pueden desconocer tratados internacionales ni decisiones de la Corte Constitucional. “La mesa de La Habana no es soberana”.

En uno de los principales puntos de su intervención, el jefe del Ministerio Público aseguró que las Farc deben utilizar el dinero que han adquirido con actividades ilegales para la reparación de las víctimas. “Si no es así, estamos ante una gigantes operación de lavado de activos”. En su discurso recordó varios informes periodísticos en los cuales se ha establecido que las Farc es el grupo terrorista con más dinero en el mundo.

Finalmente señaló que los últimos actos de las Farc contra la población civil así como el secuestro de militares han creado en la opinión pública colombiana un ambiente de “escepticismo” frente a los acuerdos que se firmen en La Habana. “Entrega el general (Rubén Dario) Alzate no es un acto de buena voluntad. Es que las Farc no lo debieron secuestrar”.