Procurador ha tomado una posición política e ideológica en el proceso de paz: Presidente del Senado

Mauricio Lizcano aseguró que la gente debe entender que la paz no es del presidente Juan Manuel Santos ni la guerra es del expresidente Álvaro Uribe.

El presidente del Senado, Mauricio Lizcano aseguró que es evidente que los cuestionamientos hechos por el procurador General, Alejandro Ordóñez Maldonado frente a los acuerdos firmados entre el Gobierno y las Farc en el desarrollo del proceso de paz que se adelanta en La Habana (Cuba) hacen parte de su posición ideológica y política.

“El procurador ha tomado una posición ideológica, política, en ese orden de ideas, no sabemos si le estamos respondiendo al Procurador o al candidato presidencial”, precisó el congresista al ser cuestionado a las observaciones planteadas en las últimas semanas por el jefe del Ministerio Público. Lizcano considera que es evidente su posición en contra de los alcances de las negociaciones por la paz.

“Nosotros no le vamos a hacer caso al Procurador, nosotros vamos a respetar la decisión que tome el pueblo colombiano. Todos saben la posición ideológica y política que tiene el Procurador, pero que ya ha tomado partido en la campaña y en contra de la paz. Cada vez lo vemos más como candidato presidencial y no como Procurador”, agregó el congresista.

Frente a los recientes resultados de la encuesta publicada por NoticiasCaracol, ElEspectador y BluRadio frente al plebiscito, Lizcano considera que están demostrando que las personas quieren la paz y saben que esta “es indudablemente mejor que la guerra”. Ya se han apartado de la idea que esto le pertenece al Gobierno sino que es de todos.

“Se tiene muy claro que una cosa es la paz y la otra es el Gobierno de Santos. La paz no es del presidente Santos, ni la guerra es del expresidente Uribe”, precisó Lizcano al señalar que el principal reto del posconflicto es la justicia “para que esto no se convierta en una violencia intergeneracional”.

Agregó que “si esto no queda bien hecho van a venir nuevas violencias y va a existir una paz que no tenga fundamentos ciertos”. El congresista aseguró la necesidad de que los colombianos debaten y discutan sobre los alcances del acuerdo de paz, indicando que aquí no se puede hablar de un tema de polarización política, “no es una discusión de quién está con Santos y quién en contra”.