Procurador pide aclarar qué militares están torpedeando proceso de paz

El jefe del Ministerio Público señaló que es menester aclarar si en estos casos están involucrados miembros activos de la Fuerza Pública. Esto ante la denuncia presentada por el presidente Juan Manuel Santos.

En una carta de dos páginas, el procurador General, Alejandro Ordóñez Maldonado le pidió al presidente de la República, Juan Manuel Santos aclarar los nombres de los miembros de la Fuerza Pública que estarían dividiendo a las tropas frente al proceso de paz que se adelanta entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc en La Habana (Cuba).

El jefe del Ministerio Público aseguró que es necesario aclarar si los militares mencionados por Santos el pasado primero de abril en la fuente militar de Tolemaida son activos o se encuentran en retiro. Puesto que en el primer caso se podría estar hablando de una falta disciplinaria y de la incurrencia de un delito. (Ver Santos dice que hay generales en retiro detrás de campaña de desprestigio al proceso de paz)

Ante esto le solicitó al jefe de Estado que le informe nombres, grado, unidad militar a la que están adscritos y cargos que desempeñan los uniformados que presuntamente estarían torpedeando el proceso que ya cumple dos años. "Dada la gravedad de los acontecimientos, dicha información se requiere con carácter urgente para evaluar el posible ejercicio del poder preferente disciplinario y actruar con toda severidad en defensa del orden jurídico, en caso de que llegaran a verificarse tales conductas en caberza de miembros activos de la fuerza pública".

"En caso de que los supuestos hechos que menciona llegaran a involucrar a miembros de la Fuerza Pública, no solo podrían configurarse faltas disciplinarias, sino eventualmente un delitos o, más aún, situaciones cuyo desarrollo pudiera oponer en riesgo el régimen constitucional", precisa uno de los apartes de la carta en la que se cita el artículo 219 de la Constitución en la que se hace mención al hecho que "la Fuerza Pública no es deliberante". 

En este sentido señaló que “a ningún miembro de la Fuerza Pública le es dado controvertir o poner en entredicho las ordenes de su comandante en jefe, el Presidente de la República, independiente de quien se trate”.

“En las Fuerzas Militares y de Policía no puede haber personas cuya conducta propicie, en el seno de esas instituciones, debates más propios de la actividad parlamentaria o de la naturaleza de los partidos políticos. La Constitución lo prescribe para quienes detenían las armas en la República”, aseguró.

En su discurso, el Presidente de la República acusó a algunos generales en retiro de estar detrás de una campaña de desprestigio a las negociaciones de paz. “Por eso me duele tanto que sean personas que han llegado a ser generales de la República que también estén en esta campaña”.

Calificó de “mala fe” las difamaciones que se hacen en contra de la negociación con la Farc. “Eso no dice mucho y no exalta a nuestras Fuerzas; eso lo que les hace es daño”, agregó.

Para el mandatario hay gente interesada en que el proceso no tenga éxito por intereses particulares, como los narcotraficantes y los traficantes de armas, y otros por razones políticas.