Procurador pide anular fallo que le llamó la atención por "imponer su visión" frente al matrimonio homosexual

El alto tribunal le pidió que se abstenga de "imponer una determinada lectura la manera en que notarios y jueces" deben cumplir sentencia sobre la formalización del vínculo entre parejas del mismo sexo.

El procurador General Alejandro Ordóñez Maldonado, le solicitó a la Sala Plena de la Corte Constitucional declarar la nulidad de la Sentencia T-444 de 2014 en el cual se le pidió abstenerse como jefe del Ministerio Público de “imponer determinada lectura en la manera en que notarios y jueces deben cumplir la sentencia sobre formalización del vínculo entre parejas del mismo sexo.

El jefe del órgano de control disciplinario argumentó que se le vulneró el debido proceso, así como un desconocimiento del principio de buena fe por parte del alto tribunal que desconoció la actuación de las autoridades públicas, y la violación de la cosa juzgada constitucional. (Ver ‘El procurador no puede imponerle su visión a jueces y notarios’)

En este sentido manifiesta que pese a que la Sala Primera de Revisión indicó que la Procuraduría General podía recolectar información sobre las solicitudes del matrimonio y la unión solemne, no puede “imponer” su visión frente a funcionarios públicos frente a este tipo de situaciones al darle cumplimiento a la sentencia C-5777 de 2011.

Asegura que en dicho fallo los magistrados basaron, lo que llama la supuesta amenaza a los derechos fundamentales a la intimidad, a la igualdad y la no discriminación, así como al acceso a la justicia, en el hecho de que el Ministerio Público “pretende” o “podría” afectar tales derechos fundamentales de las parejas del mismo sexo que acudan ante notarios o jueces para formalizar su vínculo.

Esto teniendo en cuenta la Circular 013 de 2013 que emitió la Procuraduría, y la cual a sus ojos podría afectar la independencia que tienen los jueces y notarios por la posibilidad de activar el poder disciplinario. Ante esto se consideran que son conjeturas que carecen de soporte probatorio para demostrar esto. (Ver El fuerte llamado de atención de la Corte Constitucional al Procurador General)

Para Ordóñez Maldonado la circular es simplemente un conjunto de recomendaciones, solicitudes y directrices que de ninguna manera constituyen una amenaza que implique el uso potencial del poder disciplinario por lo que no se hace ningún tipo de advertencia de carácter disciplinario puesto que no tiene la competencia.