Ordenó la práctica de pruebas

Procuraduría abrió indagación a miembro de la junta directiva de Medimás

Jorge Eugenio Gómez Cusnir, al parecer, sería presidente de las juntas directivas de la Sociedad de Cirugía de Bogotá - Hospital San José y el Hospital Infantil Universitario San José, donde la EPS tendría contratos. Esto, según el Ministerio Público, va en contravía de la ley.

El Ministerio Público ordenó la práctica de pruebas para determinar las circunstancias en que se habrían presentado estas conductas, así como la posible responsabilidad de Gómez Cusnir.Archivo particular.

La Procuraduría General le abrió indagación preliminar a Jorge Eugenio Gómez Cusnir, miembro de la junta directiva de Medimás, por presunta violación del régimen de inhabilidades e incompatibilidades. El organismo de control indaga si la EPS tendría contratos suscritos con la Sociedad de Cirugía de Bogotá - Hospital San José y el Hospital Infantil Universitario San José, de los cuales Gómez Cusnir sería presidente de las juntas directivas. (Lea: Procuraduría solicita a Supersalud intervenir a Medimás EPS)

Según el Decreto 973 de 1994 y la Ley 269 de 1996 expresa que “los miembros de organismos directivos, directores, gerentes, o representantes legales y administradores de las instituciones prestadores de servicios de salud e instituciones de utilidad común, o fundaciones que presten servicios de salud no podrán ser representantes legales, miembros de los organismos directivos, directores o administradores de entidades con los cuales la institución tenga contrato de prestación de servicios de salud”.

En ese sentido, el Ministerio Público ordenó la práctica de diferentes pruebas para determinar las circunstancias en que se habrían presentado estas conductas, así como la posible responsabilidad del Gómez Cusnir. Además, el organismo de control dará traslado de esta indagación a la Superintendencia Nacional de Salud para que adopte las medidas administrativas del caso. (Lea: Estamos poniendo la casa en orden: presidente de Medimás EPS)

Esta decisión se da luego de que el procurador General, Fernando Carrillo, le solicitó el pasado 13 de septiembre a la superintendencia Nacional de Salud la intervención administrativa de Medimás EPS. El Ministerio Público, entre otras cosas, advirtió que no se les está garantizando el Plan Obligatorio de Salud (POS) de sus usuarios, quienes ya venían padeciendo la mala atención de Cafesalud -remplazada por Medimás- por varios años.

Medimás, según el organismo de control, está incumpliendo con sus compromisos que se están viendo reflejados en demoras en la atención, retrasos en la programación de cirugías, entrega de medicamentos, pago de enfermedades por incapacidad laboral y licencias de maternidad. Además, la EPS presenta líos la desatención a fallos de tutela, la no prestación de servicios de urgencias, entre otras omisiones que, dice el organismo de control, suman más de 10.000 quejas en los 34 primeros días de operación, con corte a 4 de septiembre. (Le podría interesar: Este martes 5 millones de usuarios de Cafesalud pasarán a Medimás)