Procuraduría abrió investigación preliminar contra ministra Cecilia Álvarez

Esto por las presuntas irregularidades que se habrían presentado en la ejecución de la obra de la Vía de la Prosperidad cuando era ministra de Transporte.

La Procuraduría General abrió investigación preliminar contra la actual ministra de Comercio, Cecilia Álvarez-Correa Glen por las presuntas irregularidades que se habrían presentado en la ejecución de la Vía de la Prosperidad, en el departamento del Magdalena, cuando ejercía como ministra de Transporte.

En la apertura de la indagación se indica que se habrían presentado falencias en la ejecución de convenios firmados con la Gobernación del Magdalena para adelantar dicha obra. La decisión también cobija al exdirector del Instituto Nacional de Vías, Leonidas Narváez. (Ver Gobernador del Magdalena no atendió recomendaciones sobre vía a la Prosperidad: Mintransporte

En el documento de seis páginas se ordena la práctica de pruebas documentales y testimoniales, entre las cuales se encuentran los convenios 1266 de 2012 y 649 de 2013 firmados por el Ministerio de Transporte y la Gobernación del Magdalena. Igualmente Álvarez-Correa y Narváez serán escuchados en versión libre.

Esta indagación se abrió tras la queja disciplinaria presentada por la Red de Veeduría Ciudadana Transparente “por haber aparentemente puesto en riesgo los recursos del Estado gracias a la participación de los mencionados funcionarios en el trámite de licitación pública LP-DM-07-2012 y en la terminación unilateral del convenio 649 de 2013”.

Dicha licitación, adelantada el 12 de agosto de 2013, tenía como objetivo encontrar al contratista para adelantar el mejoramiento de la vía Palermo-Sitionuevo-Guaimaro. Según la queja, los dos funcionarios habrían iniciado una campaña en contra de la Gobernación afectando la obra.

“Arremetieron contra el proceso iniciando una enconada campaña de desprestigio contra la Gobernación del Magdalena y el gobernador, amañando situaciones y hechos para dar a conocer malintencionada e infundadamente como supuestas malas prácticas contractuales en el departamento”, precisa uno de los apartes de la queja.

Igualmente se advierte que el director del Invías “dio por terminado unilateralmente” el citado convenio de manera injustificada puesto que no le permitió al contratista presentar su defensa. “En la queja se indica la posible incursión de funcionarios en faltas gravísimas por extralimitación de funciones y abuso de poder”.

La Procuraduría General abrió la indagación con el fin de establecer la veracidad de los hechos denunciados y con “el fin de verificar la ocurrencia de las conductas presuntamente irregulares relacionadas con los hechos descritos en el documento que da origen a la presente actuación, determinar si las mismas son constitutivas de falta disciplinaria”.

Tanto como la entonces ministra de Transporte como el director del Invías declararon en el juicio disciplinario que se le adelantó al gobernador del Magdalena, Luis Miguel Cotes quien en primera instancia recibió una sanción disciplinaria, sin embargo al resolver el recurso de apelación el Ministerio Público revocó dicha decisión.

Temas relacionados