Procuraduría absolvió al exdirector de la DNE, Ómar Figueroa

Era investigado disciplinariamente por presuntamente haber permitido el manejo irregular de los bienes incautados.

El procurador segundo delegado absolvió de todos los cargos al exdirector de la Dirección Nacional de Estupefacientes, Omar Adolfo Figueroa Reyes, en el proceso disciplinario que se le adelantaba por presuntamente haber permitido el manejo irregular de los bienes incautados.

En la decisión de 62 páginas, el Ministerio Público determinó “no probado” las acusaciones hechas en contra de Figueroa Reyes cuando se desempeñaba como subdirector de los bienes de la DNE, considerando que no se allegaron pruebas que indicaran que el funcionario le hubiera facilitado un poder a su padre, Adolfo Figueroa Avella, cobrara dinero a depositarios para que ellos pudieran los bienes.

La investigación disciplinaria surgió por la queja presentada por la señora Gloria Inés Vargas por presuntas irregularidades en la adjudicación a título de un depósito provisional por los predios La Laguna y la Reforma, ubicados en el municipio de Puerto López en el departamento de Meta.  

En la denuncia se indica que Figueroa le había solicitado mediante otra funcionaria una suma superior a los 30 millones de pesos para obtener la adjudicación de los bienes sin embargo ella no aceptó dicha propuesta. "

Sin embargo, el 21 de mayo de 2009, la mujer se presentó para hacer la inspección judicial de dichos predios, en ese momento entregó la suma de dinero que le habían exigido meses antes. Pero, pese a esto, los predios le fueron entregados a otra persona quien subarrendó dicho predio.

"El doctor Ómar Figueroa utiliza a su padre para estos fraudes y estafas contra los campesinos, pues los bienes se los entregan a quien entregue más dinero", precisa uno de los apartes de la acusación hecha ante la Fiscalía en contra del exfuncionario. 

El Ministerio Público recogió los argumentos presentados por la defensa de Figueroa, en los que se indicó que “no existió de forma expresa el aval” de parte del exdirector de la DNE a su padre para que administrara dichos bienes.

Por estos mismos hechos Figueroa y su padre, además de otras siete personas son procesadas en la actualidad penalmente, hecho por el cual el exdirector de la DNE se encuentra privado de su libertad en su centro de reclusión.

Figueroa fue acusado formalmente por los delitos de prevaricato por acción, prevaricato por omisión, concusión, cohecho, fraude procesal, falsedad y concierto para delinquir.

Según la Fiscalía, Figueroa fue parte y director de “una empresa criminal” que se configuró dentro de la entidad, cuyo fin era beneficiarse económicamente en la entrega de predios a un grupo de personas para su administración, “bajo la condición de que le entregaran una comisión”.