Procuraduría absolvió a Hollman Morris por transmisión de concierto de Paul McCartney

No se encontró su incurrencia en una falta disciplinaria.

La Procuraduría Primera Distrital absolvió al periodista y actual gerente de Canal Capital, Hollman Morris Rincón en el proceso disciplinario que se le adelantaba por su presunta participación en las fallas de la contratación para el concierto de Paul McCartney celebrado el pasado 19 de abril. 

En la decisión, se indicó que no existió ninguna falla disciplinaria por parte de Morris Rincón señalando que según las pruebas testimoniales y disciplinarias allegadas al juicio no se pudo demostrar que su participación en los cargos de detrimento patrimonial y falta de planeación en la celebración de ese convenio.

“En materia de culpabilidad el pliego de cargos calificó la conducta como falta gravísima para el disciplinado, considera este despacho que en este punto en particular ha de modificar su criterio por las pruebas que fueron analizadas y valoradas, la versión libre, los descargos y alegatos de conclusión y elementos de juicio”, precisó el procurador en su decisión.

En este caso se indicó que “este despacho debe referirse al principio de congruencia que debe primar en toda decisión, debe existir una correspondencia sentido de fallo que se pretenda plasmar”.

“No reúne con los requisitos para emitir sanción disciplinaria, la ilicitud presentada no es lo suficientemente sustancial para afectar los principios de la función pública, no habrá lugar a imponer sanción en este caso”, concluyó.

Morris era investigado disciplinaria por supuestamente haber incurrido en las fallas del convenio del contrato que tuvo un valor superior a los 839 millones de pesos, y en el cual se establecía la transmisión fraccionada del concierto realizado en el estadio El Campín de Bogotá. (Ver No hubo falta de planeación en transmisión del concierto de McCartney: Hollman Morris)

En este caso, el Ministerio Público se basó en el informe presentado por la Contraloría de Bogotá, se busca establecer si se presentó un presunto detrimento patrimonial en la celebración de dicho contrato por un valor cercano a los 169 millones de pesos.