Procuraduría archivó investigación a Mindefensa por presencia de las Farc en Conejo

El Ministerio Público determinó que no se configuró una falta disciplinaria. La decisión cobija a Luis Carlos Villegas y los altos mandos de las Fuerzas Militares.

La Procuraduría General archivó la investigación disciplinaria que se adelantaba en contra del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas Echeverri y la cúpula de las Fuerzas Militares por la presencia de tres comandantes de las Farc en la vereda Conejo, municipio de Fonseca en el departamento de La Guajira en hechos registrados el pasado 18 de febrero.

El Ministerio Público determinó que después de adelantar la práctica de pruebas documentales y testimoniales se determinó que el jefe de la cartera de Defensa y los oficiales no habían incurrido en una falta disciplinaria. El órgano de control señaló que no se encontraron elementos para sustentar la hipótesis frente a una orden para despejar la zona y así permitir la llegada y tránsito de los jefes guerrilleros.

Según el pliego de cargos formulado el pasado 11 de julio, el Ministro de Defensa incurrió en una falta disciplinaria al tener conocimiento directo sobre el despeje de la fuerza pública de la zona para que los comandantes guerrilleros alias ‘Iván Márquez’, ‘Jesús Santrich’ y ‘Joaquín Gómez’ estuvieron en el corregimiento adelantando una jornada de pedagogía por la paz dentro de las negociaciones que adelantaban con el Gobierno.

El órgano de control disciplinario señaló que los comandantes guerrilleros estuvieron escoltados durante todo el día por hombres fuertemente armados y uniformados, lo que puso en riesgo a la población civil impidiendo así que pudieran ejercer sus derechos y libertades de forma efectiva y plena. En este sentido se indicó que omitió sus funciones para proteger a los pobladores.

El Ministerio Público también cuestionó la conducta de los comandantes de las Fuerzas Militares y de Policía, quienes habrían omitido su deber de garantizar la defensa de la soberanía, la independencia, la integridad del territorio nacional y del orden constitucional, pues no habrían adoptados las medidas efectivas para que cesara el contacto de la población civil con los integrantes de esta organización, con lo cual no se habrían garantizado la vida, honra, bienes y creencias de la población civil que habitaba en esta zona del país.

La decisión cobija además al comandante general de las Fuerzas Militares, general Juan Pablo Rodríguez Barragán; el comandante general del Ejército Nacional de Colombia, general Alberto José Mejía Forero; el comandante de la Primera División del Ejército Nacional, brigadier general Jorge Enrique Navarrete Jadet; y el comandante de la Décima Brigada Blindada del Ejército Nacional, brigadier general Pablo Alfonso Bonilla Vásquez.