Procuraduría asume investigación contra policía que disparó a joven grafitero

La Inspección General de la Policía tendrá que enviar al ministerio Público el expediente del patrullero Wilmer Antonio Alarcón Vargas.

La Procuraduría asumió la investigación disciplinaria contra el patrullero Wilmer Antonio Alarcón Vargas, que disparó contra el joven grafitero Diego Felipe Becerra, el pasado 19 de agosto en el norte de Bogotá. 

Según la determinación, el proceso que adelantaba la Inspección General de la Policía quedará suspendido y será el ministerio Público quien asuma la investigación disciplinaria por homicidio, con el fin de establecer el nivel de responsabilidad del uniformado y poder esclarecer las circunstancias de modo, tiempo y lugar en que falleció el joven de 17 años.

La oficina de control interno de la policía tendrá que entregar en su totalidad el expediente con las pruebas recaudadas hasta el momento sobre la actuación del patrullero.

Esta investigación disciplinaria busca determinar además, si el uniformado se excedió en el procedimiento o si actuó en defensa propia como lo manifestó ante sus superiores luego de que sucedió el incidente.

El patrullero Alarcón Vargas fue cobijado con medida de suspensión provisional por el término de 90 días, sin derecho a remuneración, mientras se determina su responsabilidad en el crimen.

Por su parte el director de la Policía Nacional, general Oscar Naranjo, reconoció el exceso de fuerza por parte de uniformados y aseguró que no hay ningún montaje de la Institución para ocultar la muerte del joven.

"Aunque estuviésemos hablando de un hecho criminal, la Policía Nacional no justifica para nada el uso de las armas de fuego, el uso excesivo de la fuerza, y mucho menos cuando esta situación causa la muerte de un joven que tal y como lo indicó la Fiscalía, no disparó un arma de fuego ", puntualizó.
 

Temas relacionados