Procuraduría cita a declarar al comandante de las FF.MM. por caso de niños muertos en bombardeo

Noticias destacadas de Judicial

Luis Fernando Navarro, comandante de las Fuerzas Militares, fue llamado a declarar el próximo viernes 30 de octubre en la Procuraduría, por el caso de los ocho menores que murieron en la operación de bombardeo contra alias Gildardo Cucho, en agosto de 2019.

El 29 de agosto de 2019, el Gobierno de Iván Duque anunció los resultados de una operación que fue comunicada con mucho orgullo, pero que terminó causando la renuncia del entonces ministro de Defensa, Guillermo Botero: la muerte de alias Gildardo Cucho, en un bombardeo en zona rural de San Vicente del Caguán (Caquetá). En principio se reportó la muerte de 15 disidentes de las Farc, sin embargo, días después la Fiscalía señaló que había ocho menores de edad entre los cuerpos identificados. Luego de un año, la Procuraduría llamó a declarar al comandante de las FF.MM., general Luis Fernando Navarro.

La operación, que en su momento fue catalogada como “meticulosa, impecable y con todo el rigor” por el presidente Iván Duque, se encuentra en indagaciones preliminares en distintas instituciones de la justicia colombiana. En la Procuraduría, por ejemplo, el comandante Navarro dará su versión este viernes 30 de octubre, declaración que se suma a las de otros funcionarios del Ejército y de la Fuerza Aérea.

En el Ministerio Público también se han hecho requerimientos a diferentes entidades, entre ellas el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, la Fiscalía General de la Nación y la Fuerza Aérea. De acuerdo con declaraciones del presidente Iván Duque, del 30 de agosto de 2019, en la operación que terminó con la muerte de alias Gildardo Cucho y ocho menores edad, participaron efectivos del Comando Conjunto de Operaciones Especiales -Ccoes-, que cuenta con la participación del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea.

En contexto: “Gildardo Cucho”, el primer jefe de las disidencias en morir tras el rearme de Iván Márquez.

Cuando el presidente Iván Duque anunció el operativo, indicó que se trataba de un golpe militar a los lideres de la antigua guerrilla de las Farc, quienes, un día antes, anunciaron su regreso a las armas en cabeza de alias Romaña, alias El Paisa, Iván Márquez y Jesús Santrich. Aquella vez, divulgando un video de 32 minutos, los exjefes negociadores del Acuerdo Final de Paz, ahora miembros de la denominada “Nueva Marquetalia”, aseguraron que el actual Gobierno había traicionado lo pactado con el expresidente Juan Manuel Santos.

Además, el mandatario señaló que alias Gildardo Cucho era “un criminal dedicado al narcotráfico, al secuestro, a la intimidación de líderes sociales y que pretendía hacer parte de esa estructura amenazante que ayer se presentaba al país como una nueva guerrilla, cosa que no es”. El presidente Iván Duque finalizó su intervención asegurando que crearía una “unidad especial” la cual perseguirá a los exguerrilleros que, según él, cuentan con el apoyo de “la dictadura de Nicolás Maduro”

Meses más tarde, el 5 de noviembre de 2019, el senador Roy Barreras reveló en un debate de moción de censura contra el ministro de Defensa Botero: “Ministro usted le escondió a Colombia que ese día de septiembre bombardeó siete niños y quizás son cuatro más, porque las pruebas de Medicina Legal muestran que otros cuatro cuerpos llegaron tan despedazados, que solo pudieron identificar que tenían menos de 20 años”. Sin embargo, el jefe de cartera aseguró que no estaba al tanto de tal situación.

En contexto: Renunció el ministro de Defensa tras escándalo por muerte de menores en bombardeos.

Un día después de la moción de censura en el Congreso, Botero presentó su renuncia . “Es mi deber como Ministro de Defensa tener una lectura adecuada de la coyuntura política, por lo que he decidido presentar renuncia al cargo de ministro”, le dijo al presidente Iván Duque. El máximo mandatario aceptó la petición y le agradeció por una gestión de 15 meses, salpicada por muchos escándalos, entre los cuales la operación contra alias Gildardo Cucho fue apenas el último.

A principio de este año, como lo reveló este diario, Guillermo Botero pidió ser interrogado por la Fiscalía. Una vez la Corte Suprema de Justicia le abrió una investigación preliminar, el exministro de Defensa le solicitó al fiscal quinto delegado que escuche su versión de lo sucedido en San Vicente del Caguán (Caquetá). Mientras tanto, la Procuraduría asegura que ya empezó a armar su rompecabezas del expediente, pesquisa que contará con la voz del general Navarro.

Comparte en redes: